jueves, 20 de septiembre de 2018

Calentar la comida en un táper conlleva riesgo de desarrollar obesidad, en especial para los varones

Calentar la comida en un táper conlleva riesgo de desarrollar obesidad, en especial para los varones
Imagen ilustrativa picture alliance / Robert Schlesinger / www.globallookpress.com

Los contenedores de plástico que se calientan en microondas liberan una sustancia química que se adhiere al alimento y favorece la acumulación de grasa en el cuerpo.

La costumbre de calentar la comida en un táper colocándolo en un horno de microondas conlleva el riesgo de desarrollar obesidad —en especial para los varones— a causa de una sustancia que liberan los recipientes de plástico, advierte un científico que investigó el impacto de ese peligroso compuesto sobre la salud, recoge Excélsior.

Los táperes, muy populares entre quienes eligen llevar sus alimentos al lugar de trabajo, contienen una sustancia química denominada bisfenol A (BPA), que en caso de ingresar al cuerpo se convierte en un factor que favorece la acumulación de grasa abdominal, señala Jorge Morales Montor, investigador del Departamento de Inmunología del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM.

Este compuesto base, que se utiliza en la fabricación de contenedores plásticos para darles rigidez y dureza, puede adherirse a la comida y generar, de este modo, una grasa que resulta complicado eliminar del organismo.

"El bisfenol es un compuesto orgánico que se suma a la cadena de factores para desarrollar obesidad", algo que fue comprobado "en ratones machos", los cuales en 15 semanas aumentaron, por efecto del bisfenol, en cinco gramos su masa corporal, "lo cual para un ratón es muchísimo", detalló Morales Montor.

La sustancia fue inyectada a ratones recién tras tres días de nacidos, "porque esa edad es similar a los dos primeros años de vida de los humanos", explicó el científico. Y agregó que "pasando 15 semanas, cuando los ratones ya son adultos", un análisis con resonancia magnética reveló que los especímenes que habían recibo el bisfenol "tenían más grasa" que el resto, en especial los machos, "por lo que deducimos que este riesgo es mayor en hombres que en mujeres".

Por último, "analizamos la grasa y encontramos que los adipocitos ―células grasosas―, son mayores en los ratones que tenían bisfenol", prosiguió Morales Montor, precisando que esas grasas "son más difíciles de eliminar", de modo que "este compuesto orgánico es un detonante de la obesidad".

"Tal vez es más pesado transportar recipientes de vidrio, pero es mejor usar este material en lugar de los famosos táperes", concluyó el investigador.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios