sábado, 8 de septiembre de 2018

Científicos revelan cómo será nuestro rostro en el futuro

Científicos revelan cómo será nuestro rostro en el futuro
La aventura del hombre. Una recreación sobre la evolución del rostro humano, que hoy continúa. (Foto:Clarín)

Un grupo de científicos está estudiando cómo evolucionará la apariencia facial del ser humano en el transcurso del tiempo.

“(La cara humana actual) se transformó de un rostro más amedrentador, que era una ventaja para competir, a otro que era conveniente para llevarse bien con los semejantes”, contó el jueves al portal Clarín Viva Penny Spikins, de la Universidad de York, en el Reino Unido. Los científicos creen que eso es lo que ha convertido al ser humano en la especie más expresiva del planeta.

“En términos faciales, somos el animal más expresivo de la Tierra, capaces de recrear alrededor de 50 gestos”, confirmó el genetista Adam Wilkins. “Eso ocurre porque tenemos un conjunto completo de músculos, los miméticos, que solo se encuentran en los mamíferos. Por eso, otros vertebrados (un caballo o un perro) no son expresivos facialmente: carecen de la capacidad total de mover la piel de sus caras”, agregó el especialista.

“Uno de los grandes cambios de la cara está asociado al tamaño del cerebro y relacionado con la evolución del propio cerebro, que permitió que tengamos más posibilidades expresivas, básicamente porque somos seres sociales y cooperativos y necesitamos esas características”, explicó Wilkins. Sin embargo, aún no se sabe cuál fue la causa y cuál el efecto: si somos expresivos como resultado de un cerebro desarrollado o si nuestro cerebro se desarrolló a causa de la expresividad.

Si nuestro cráneo sigue evolucionando, lo previsible sería que continuase con esa juvenilización en las proporciones craneales, lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada. Eso sería lo esperable si continúa un proceso que se conoce como neotenia, que quiere decir alcanzar la adultez reteniendo características juveniles”, dice Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga (España), sobre cómo evolucionará el rostro del ser humano en el futuro.

Aunque somos los seres más expresivos, nuestra estructura facial aún no es perfecta. “Nuestros ojos están muy juntos y miran hacia adelante, los arcos dentales humanos son desproporcionadamente pequeños en relación con el resto del cuerpo: tenemos dientes muy chicos. Es decir, las características físicas de nuestra cara son inusuales”, explicó Wilkins.

Por consiguiente, en el transcurso de la evolución nuestras caras irán transformándose, apuntando a la perfección. Otro factor fundamental que afectará nuestro aspecto sería el cambiante medio ambiente, es decir, la selección natural, postulada en la teoría de Darwin.

“En un mundo tan superpoblado, con millones de seres humanos viviendo en espacios reducidos, la cara sigue y seguirá jugando un papel clave en nuestras vidas. Por lo tanto, continúa su evolución. Desde un punto de vista esquelético, posiblemente se seguirá produciendo una reducción de la mandíbula, como desde hace dos millones de años. Eso cambiará el aspecto, en algunas personas más y en otras menos, lo que contribuirá a una mayor variabilidad entre los humanos”, aseguró Antonio Rosas, profesor e investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) español.

Entonces, ¿cómo seremos?


“Si nuestro cráneo sigue evolucionando, lo previsible sería que continuase con esa juvenilización en las proporciones craneales, lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada. Eso sería lo esperable si continúa un proceso que se conoce como neotenia, que quiere decir alcanzar la adultez reteniendo características juveniles”, concluyó Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga (España).

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios