miércoles, 19 de septiembre de 2018

"Noruega participó en agresión de OTAN a Libia sin conocimiento"

"Noruega participó en agresión de OTAN a Libia sin conocimiento"
Un caza F-16 de Noruega, con una carga completa de misiles aire-aire.

Un informe revela que Noruega se unió a la OTAN en la intervención militar liderada por EE.UU. contra Libia sin saber mucho sobre este país africano.

A pesar de que las autoridades noruegas tenían “conocimiento muy limitado” de lo que estaba sucediendo en Libia y de las consecuencias que la intervención militar podría ocasionar, decidieron, sin más, unirse a la invasión de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), concluye un informe publicado recientemente.

Según el documento, realizado por una comisión encabezada por el exministro de Exteriores noruego Jan Petersen, Noruega participó en la campaña de bombardeos contra el Gobierno libio sin saber las consecuencias. “En tales situaciones, los responsables de la toma de decisiones a menudo confían en la información de los medios y otros países”, reconoce el informe.

La comisión asegura no haber encontrado “fuentes escritas” que indiquen que los funcionarios noruegos “evaluaron el tipo de conflicto en el que Noruega estaba participando” antes de desplegar aviones de guerra contra Libia.

Noruega no debería haber participado en la guerra de Libia”, afirma el líder del Partido Socialista de Izquierda, Audun Lysbakken, tras la publicación de un informe, el cual revela que Oslo participó en la intervención militar de la OTAN en Libia pese a tener “un conocimiento muy limitado” de lo que sucedía en el país africano.

Noruega proporcionó seis aviones de combate F-16 durante la campaña contra Libia. Según el informe, estos cazas realizaron 596 misiones de ataques entre marzo y julio de 2011, arrojando 588 bombas sobre objetivos libios. Esto equivale a alrededor del 10 por ciento de todos los ataques que la OTAN lanzó contra Libia ese año.

Las revelaciones del informe llevaron a algunos políticos a reexaminar la participación del país europeo en la campaña de Libia. “Cuando nos fijamos en lo que sucedió después, con Libia convirtiéndose en un foco de terrorismo, no es una decisión de la que sentirse orgullosos”, ha criticado la exlíder del Partido del Centro Liv Signe Navarsete.

El líder del Partido Socialista de Izquierda, Audun Lysbakken, ha declarado a los medios locales que “Noruega no debería haber participado en la guerra de Libia”, dado lo que la nación sabe hoy.

Por su parte, el investigador del Instituto Noruego de Política Exterior Morten Boas ha calificado la nueva información de “bastante dolorosa” para la clase política del país europeo.

Después de la intervención occidental en Libia en 2011 y del subsiguiente vacío de poder creado por la caída del entonces dictador libio Muamar Gadafi, esta nación árabe se ha visto inmersa en el caos y convertida en un campo de batalla de grupos rivales internos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios