jueves, 4 de octubre de 2018

China detiene por completo compra de crudo estadounidense

China detiene por completo compra de crudo estadounidense
La Plataforma Atlantis, ubicada a unos 300 kilómetros de la costa de Nueva Orleans, EE.UU.

En el marco de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Gobierno de Pekín ha dejado de importar petróleo norteamericano.

Los envíos de crudo estadounidense a China se han “detenido por completo”, ha informado este miércoles el presidente de China Merchants Energy Shipping Co., Xie Chunlin.

Washington y Pekín han aplicado fuertes aranceles a las importaciones de cientos de productos en los últimos meses y, a pesar de que la exportación de petróleo de EE.UU. no estaba en la lista de mercancías sancionadas, los compradores de combustible han decidido abstenerse de nuevos pedidos.

“Nuestra compañía es una de las principales transportistas del crudo de EE.UU. a China. Antes de la guerra comercial, teníamos un buen negocio, pero ahora está completamente parado”, ha afirmado el empresario, citado por la agencia británica Reuters.

Según datos estadísticos, en septiembre la tasa del suministro era de tan solo 0,6 millones de barriles en comparación con los 9,7 millones de agosto y los 13,9 de mayo.

Nuestra compañía es una de las principales transportistas del crudo de EE.UU. a China. Antes de la guerra comercial, teníamos un buen negocio, pero ahora está completamente parado”, ha afirmado el presidente de China Merchants Energy Shipping Co., Xie Chunlin.

Para EE.UU., el suministro de gas a China representaba un 20 % de las exportaciones. A su vez, para China, suponía alrededor de un 3 % la importación de crudo, indica el diario ruso Vedomosti. Así, por ejemplo, en julio Pekín adquirió una cantidad récord de petróleo iraní, con más de 800 millones de barriles.

Xie ha recalcado, asimismo, que este conflicto comercial obliga al gigante asiático a comprar soja a otros proveedores que no sean Estados Unidos, para después agregar que la mayor parte la adquiere en América del Sur.

China ve en las acciones de Estados Unidos la intención de imponer su dominación y “reprimir” el crecimiento económico, así como el desarrollo científico y tecnológico del país asiático.

Sin embargo, pese a los aranceles impuestos por la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, las exportaciones de China a otros países van en aumento.

Pekín ha advertido en varias ocasiones de que Washington “está prendiendo fuego a la economía mundial” con su guerra comercial, y asegurado que la nación asiática defenderá el libre comercio y el multilateralismo en las relaciones internacionales, sin doblegarse ante “las amenazas y el chantaje” de Estados Unidos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios