miércoles, 10 de octubre de 2018

Condenan a exministro argentino de Planificación a más de 5 años de prisión por tragedia ferroviaria

Condenan a exministro argentino de Planificación a más de 5 años de prisión por tragedia ferroviaria
El exministro de Planificación, Julio De Vido, fotografiado en Buenos Aires, Argentina. 13 de abril de 2016. Marcos Brindicci / Reuters

Julio de Vido ya estaba en la cárcel por otro caso, pero ahora lo encontraron culpable en la causa que investiga el incidente que dejó 51 muertos en la Ciudad de Buenos Aires.

El ex ministro de Planificación durante el Gobierno de Cristina Kirchner, Julio de Vido, fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión en la causa donde se investiga la Tragedia de Once, donde murieron 51 personas —sumado a un bebé por nacer—, y más de 700 resultaron heridas el 22 de febrero del 2012.

En aquella jornada, una formación de la línea Sarmiento ingresó a la estación Once de la capital argentina con muchos pasajeros a bordo, pero no frenó al momento de arribar y terminó estrellándose contra la plataforma de esa parada, causando el desenlace fatal. Así las cosas, el político fue encontrado culpable del delito de administración fraudulenta por el Tribunal Oral Federal, que además lo inhabilitó de por vida para ejercer cargos públicos.

"Estoy en prisión por orden de Macri"


Por su parte, el condenado escuchó su sentencia desde el Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires, donde se encuentra recluido por otra causa judicial, en la cual no tenía condena. Para cumplir con esa primera privación de la libertad, la Cámara de Diputados del Congreso argentino debió votar por su desafuero, ya que al ser legislador gozaba de inmunidad.

Sin embargo, antes de emitirse el fallo más reciente, De Vido brindó su punto de vista de los hechos: "Estoy en prisión por orden de Macri", aseguró el dirigente.


Los trenes estuvieron a su cargo entre los años 2003 y 2012


La investigación sobre el accidente ferroviario estuvo envuelta por polémicas y la opinión pública local se dividió entre aquellos que sostenían que el maquinista del tren era el único responsable, y quienes pensaban que también había culpas del ámbito empresario y estatal. La pregunta crucial sobre las pericias, es decir, las investigaciones técnicas sobre lo ocurrido, giraron en torno a saber si fallaron los frenos del tren por un error humano o si en cambio se debió al mal funcionamiento del ferrocarril.

Vale repasar que desde las querellas, es decir, las partes que sostienen la acusación, se pedían penas de entre ocho y diez años para De Vido. Las principales críticas sobre la responsabilidad del político kirchnerista es que los trenes estuvieron a su cargo entre los años 2003 y 2012.


En efecto, desde el día de la tragedia hasta el fallo actual se criticó el hecho de que si los subsidios otorgados por su Administración no fueron destinados a la mejora del servicio, la responsabilidad por las posibles consecuencias sería del funcionario, además del sector privado. Así las cosas, la Justicia local relacionó aquellas deficiencias en la regulación estatal sobre el funcionamiento de los ferrocarriles con el incidente que provocó decenas de fallecidos.

Los otros condenados


A su vez, vale repasar que otros funcionarios públicos de la gestión de Kirchner ya habían recibido penas en una etapa anterior del juicio. Así, el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, tiene que pasar ocho años en la cárcel por el delito de estrago y administración fraudulenta contra el Estado.

Además, Juan Pablo Schiavi, quien también ocupó la Secretaría de Transporte, tiene una condena de cinco años y medio, mientras que el empresario Sergio Claudio Cirigliano, que en su momento era propietario de Trenes de Buenos Aires, recibió una pena de siete años. Finalmente, el maquinista Marcos Córdoba fue condenado a tres años y tres meses de reclusión.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios