martes, 16 de octubre de 2018

Crean collar para proteger a futbolistas de lesiones en la cabeza

Crean collar para proteger a futbolistas de lesiones en la cabeza
Los cabezazos entre futbolistas aumentan el riesgo de sufrir muerte prematura, traumatismos y conmoción cerebral. | Foto: Publímetro

El Q-Collar es capaz de proteger el cerebro de los jugadores de fútbol ante los riesgos expuestos por pelotazos, golpes y cabezazos.

El Instituto de Medicina Deportiva del Hospital Infantil de Cincinnati (noreste de Estados Unidos) presentó este lunes un nuevo collar deportivo para proteger a los futbolistas de lesiones graves en el cráneo durante los partidos de fútbol.

El accesorio, denominado Q-Collar, es capaz de proteger el cerebro de los jugadores, quienes están expuestos a reiterados golpes, cabezazos y otros peligros que suceden durante los partidos.

En los últimos años se conocieron casos de exfutbolistas que sufrieron pérdida de memoria y muerte prematura, tras constantes golpes en la cabeza. | Foto: EFE

El director del proyecto Greg Myer explicó que el objetivo del collar es proteger a los deportistas de las consecuencias irreversibles de golpes, como las contusiones, traumatismos craneoencefálicos, demencia, entre otros.

El Q-Collar tiene un diseño que presiona levemente la yugular, logrando ajustarse las venas cerebrales, acelerando el bombeo de sangre en ellas, lo que genera que la sangre acumulada presione las cavidades y protejan el cráneo, con el objeto de resistir mejor los golpes recibidos.

"Las venas del cerebro se llenan, éste se ajusta a la cavidad del cráneo y se reduce la energía que absorbe durante los golpes recibidos en la cabeza, como si fuera una bolsa de aire protectora", detalló Myer.

El estudio previo al Q Collar


El director del proyecto subrayó que el collar tiene fines científicos enfocados en la seguridad deportiva, tras los antecedentes registrados en los últimos 150 años, que comprueban el riesgo de los golpes en el cráneo, como el caso del delantero del West Bromwich Allbion, Jeff Astle, quien murió por una conmoción cerebral.

Para el diseño del collar, se realizaron varias pruebas a 46 jugadoras de equipos femeninos, de las cuales solo 24 utilizaron el Q-Collar por seis meses. Ambos grupos fueron sometidos a placas neurológicas durante tres meses de competencia y el resto de los seis meses de descanso.

Las imágenes revelaron cambios significativos en la materia blanca del cerebro de las que no utilizaron el collar, en contraste con las que lo usaron, quienes disminuyeron el riesgo cerebral.

"En particular el efecto sobre la materia blanca, que es esencial para conectar todos los centros que procesan información y señales y hacen que el cerebro funcione normalmente", concluyó Myer.

telesurtv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios