viernes, 19 de octubre de 2018

España tiene 12,3 millones de ciudadanos en riesgo de pobreza o exclusión social

España tiene 12,3 millones de ciudadanos en riesgo de pobreza o exclusión social
Pancarta durante una protesta contra la pobreza, Burgos, Castilla y León, España, 2 de marzo de 2017. Cesar Manso / AFP
P
La nueva cara de la persona empobrecida en ese país es una española con hijos a cargo, con estudios y trabajo.

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN, por sus siglas en inglés) ha publicado su informe anual del indicador AROPE —en riesgo de pobreza y exclusión social— en España: 12,3 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, el 26,6 % de la población.

El pasado 17 de octubre se celebró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y la situación en España es preocupante. En 2010, ese país se comprometió a reducir entre 1.400.000 y 1.500.000 el número de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza, que sufren privación material severa y que viven en hogares con baja o nula intensidad de empleo, pero la meta está lejos de cumplirse.


España ha reducido esa tasa un 2,6 % en los últimos tres años, pero aún tiene que disminuir otro 1,9 % para que se sitúe en el punto en el que se encontraba cuando comenzó la crisis en 2009 y otros tres puntos para alcanzar el objetivo trazado.

El análisis de los datos desprende que el prototipo de personas empobrecidas en ese país europeo son españolas (83 %), mayoritariamente mujeres, con nivel educativo medio o superior —más de 1,7 millones son graduadas superiores o licenciadas— y con trabajo (33 %).

Las mujeres son más pobres


Por primera vez desde 2011, la tasa de pobreza y riesgo de exclusión femenina vuelve a ser superior a la masculina: 6,4 millones de mujeres, medio millón más que hombres. Además, otro grupo de personas más vulnerables son los menores de 16 años, puesto que el 31 % se encuentra en la situación más desvalida.

Además, las mujeres también se ven perjudicadas porque pertenecen en mayor medida a hogares con menores, que mantienen tasas AROPE superiores a los demás. De hecho, una de cada dos personas que viven en hogares monoparentales están en riesgo de exclusión o de pobreza y el 83 % de esas familias están a cargo de una mujer.

A lo anterior se une que las féminas reciben pensiones más bajas que los hombres por haber trabajado en situaciones más precarias y con salarios inferiores o por haber dedicado años al cuidado de los hijos.

Menos pobres, pero en peores condiciones


Pero uno de los datos más alarmantes es que en España casi 800.000 personas sufren los tres factores que integran el indicador AROPE: baja intensidad de empleo, riesgo de pobreza y privación material severa. Ese grupo se encuentra en la peor situación económica y social.


Otro dato que destaca el estudio es que tener un empleo no garantiza salir de la pobreza. De hecho, algo más del 14 % de las personas ocupadas se encuentra en ese riesgo; es decir, son trabajadores pobres.

2,3 millones de personas sufren privación material severa


Más del 5 % de la población española sufre privación material severa y las tasas más altas corresponden a los menores de 18 años, mientras que un 53 % de personas tienen dificultad para llegar a fin de mes.

Además, esta tasa es la segunda más alta desde 2008, en concordancia con el incremento experimentado en la brecha de pobreza, que hace que aunque haya menos personas en riesgo las que lo están han empeorado sus condiciones de vida y suponen casi el 7 % de la población.


Uno de los pocos datos positivos es el aumento de la renta media por persona por tercer año consecutivo, hasta 11.074 euros, pero esconde una pérdida de poder adquisitivo real de todos los grupos: desde los jubilados (-3,8 %) hasta las personas ocupadas (-13,2 %), los residentes en zonas rurales (-14,7 %) o los desempleados (-25,9 %).

Diferencias entre territorios


Asimismo, cada vez aumenta más la desigualdad entre regiones de España. La brecha entre las regiones del norte —que presentan mejores indicadores— y las del sur puede llegar a 30 puntos porcentuales.

Del mismo modo, el informe de la EAPN apunta que España es uno de los países de la Unión Europea con más población vulnerable. Por ejemplo, la tasa de riesgo de pobreza supera la media en 5 puntos y solo es inferior a las de Rumanía y Bulgaria.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios