viernes, 26 de octubre de 2018

Estudio: Los perros saben exactamente qué hora es

Estudio: Los perros saben exactamente qué hora es
Un estudio revela que los perros saben qué hora es.

Un estudio indica que los perros saben exactamente qué hora es y también entienden que si es la hora de la comida.

La investigación muestra que las mascotas poseen un reloj interno que les permite saber si es la hora de la comida, de la cena o de un paseo gracias a unas “células del tiempo” que se activan cuando el perro espera que se produzcan acciones que sabe que se repiten cada cierto tiempo, según publica la revista Nature Neuroscience.

“¿Sabe tu perro que hoy te ha costado el doble de tiempo darle de comer que ayer? Hasta ahora no había una buena respuesta para eso. Se trata de uno de los experimentos más convincentes para demostrar que los animales realmente tienen una representación explícita del tiempo en sus cerebros y que pueden medir intervalos de tiempo”, afirma el director del estudio, Daniel Dombeck, profesor asociado de neurobiología en la Facultad de Artes y Ciencias Weinberg de la Universidad Northwestern (EE.UU.).

Los investigadores se centraron en la actividad de la corteza entorrinal, un área ubicada en el lóbulo temporal del cerebro de los animales y que se asocia con tiempo y el espacio.

¿Sabe tu perro que hoy te ha costado el doble de tiempo darle de comer que ayer? Hasta ahora no había una buena respuesta para eso. Se trata de uno de los experimentos más convincentes para demostrar que los animales realmente tienen una representación explícita del tiempo en sus cerebros y que pueden medir intervalos de tiempo”, afirma el director del estudio, Daniel Dombeck, profesor asociado de neurobiología en la Facultad de Artes y Ciencias Weinberg de la Universidad Northwestern (EE.UU.).
Para el experimento, los expertos utilizaron ratones y les entrenaron en un entorno virtual en el que corrían por una cinta hacia una puerta, que se abría después de que el animal estuviera sobre ella durante seis segundos. Después, el ratón conseguía una recompensa.

Una vez que los roedores habían aprendido esta rutina, los investigadores eliminaron la puerta en la imagen generada por la realidad virtual. El resultado era muy interesante: El ratón seguía corriendo durante seis segundos con el fin de abrirla y recibir su premio, a pesar de que ya no existía.

“Lo importante es que el ratón no sabía si la puerta estaba abierta o cerrada, porque es invisible. La única manera en la que podía llevar a cabo esta tarea de forma eficiente era usando el sentido interno del tiempo de su cerebro”, concluye James Heys, becario postdoctoral en el laboratorio de Dombeck y también autor del estudio.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios