miércoles, 31 de octubre de 2018

Pakistán revoca la pena de muerte por blasfemia a una mujer cristiana

Pakistán revoca la pena de muerte por blasfemia a una mujer cristiana

El caso de Asia Bibi indignó a los pakistaníes, que se echaron a la calle para exigir su ejecución.

El Tribunal Supremo de Pakistán ha absuelto a Asia Bibi, una obrera cristiana y madre de cinco hijos que había sido acusada de blasfemia contra el profeta Mahoma en 2009 y sentenciada a la pena de muerte por ahorcamiento. La corte ha ordenado la puesta en libertad de la mujer bajo la condición de que no se la acuse de ningún otro delito.
"¡Blasfemia!"

Los hechos, que le costaron a Asia Bibi varios años de cárcel y casi la vida, sucedieron en junio de 2009, cuando la mujer fue por una taza de agua a un pozo durante un día caluroso en que estaba recogiendo frutas. Tras beberse un sorbo de agua fría, le ofreció la taza a otra mujer y de repente una de sus compañeras en las labores agrícolas gritó que el agua era de las mujeres musulmanas y que Bibi, "cristiana sucia", la había contaminado, según recuerda en su autobiografía.


"Creo que Jesús habría tenido un punto de vista diferente al de Mahoma", respondió Bibi. Las mujeres le aconsejaron convertirse al islam, pero Bibi reiteró que no lo haría. "Creo en mi religión y en Jesucristo, quien murió en la cruz por los pecados de la humanidad. ¿Qué hizo su profeta Mahoma para salvar a la humanidad? ¿Y por qué debería ser yo la que se convirtiera en lugar de ustedes?", se preguntó.

En medio del revoltijo, alguien gritó "¡Blasfemia!", palabra que definió el destino de la mujer: en Pakistán este crimen se castiga con la muerte. Bibi siempre ha negado haber blasfemado.
Ira popular

Protesta contra la decisión judicial sobre Asia Bibi, Karachi. / Fareed Khan / AP

El caso de Asia Bibi ha generado una gran indignación entre los pakistaníes, que desembocó en manifestaciones masivas y exigencias de ejecución. El partido de ideología islámica Tehreek-e-Labaik Pakistan (TLP), que ya organizó protestas en la ciudad de Lahore este mes, ha declarado que todos aquellos que han aceptado la apelación de la mujer cristiana y piden su liberación "merecen la muerte", informa Reuters.

La decisión del Tribunal Supremo de este miércoles ha suscitado una nueva ola de protestas en el país. Los ciudadanos se congregaron en Lahore, Karachi, Peshawar o Islamabad, entre otras ciudades, reporta la cadena local Samaa TV.


RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios