lunes, 1 de octubre de 2018

¿Rusia desarrolla un 'asesino satelital' de lanzamiento aéreo?

¿Rusia desarrolla un 'asesino satelital' de lanzamiento aéreo?
RT

La foto de un MiG-31 que porta un misil misterioso genera especulaciones entre especialistas militares.

Una fotografía de un caza interceptor MiG-31 que portaba un enorme misil ha generado especulaciones respecto a que Rusia podría haber reanudado un antiguo proyecto para desarrollar un arma antisatélites de lanzamiento aéreo.

El avión supersónico MiG-31 —Foxhound, según la clasificación de la OTAN—, alcanza una velocidad de Mach 3 y puede ascender a la estratosfera y ha renovado su fama mundial como plataforma para el misil hipersónico Kinzhal.

Una imagen reciente muestra cómo el interceptor de esa aeronave transportaba un proyectil aún mayor mientras sobrevolaba el polígono aéreo Zhukovski (Región de Moscú, Rusia) y algunos especialistas estiman que se trata de es una maqueta a escala real de un nuevo misil capaz de orbitar cargas útiles pequeñas o derribar satélites hostiles.


La instantánea apareció por primera vez en el portal jetphotos.com, mientras que The Drive cubrió la información el pasado 29 de septiembre y detalló que este MiG-31 con matrícula '81 Azul' posee un diseño ligeramente diferente al del MiG-31BM —la variante estándar modernizada de ese avión—, con lo cual podría ser una versión experimental que serviría como plataforma para armas antisatelitales de lanzamiento aéreo.

Moscú ya desarrolló el misil de ascenso directo y lanzamiento aéreo 79M8 Kontakt, que debía partir de un MiG-31D, como contrapeso al proyectil antisatélites ASM-135 de Estados Unidos, pero con la desintegración de la Unión Soviética cayó en el olvido. Algunos esfuerzos posteriores para que se empleara como un sistema para el lanzamiento espacial de pequeñas cargas útiles no se hicieron realidad.

En 2009, el entonces comandante de la Fuerza Aérea de Rusia, Alexánder Zelin, anunció que este país reanudaría el programa. Casi al mismo tiempo, aparecieron informes sobre una mejora de la instalación radio-óptica Krona, un posible componente terrestre que proporcionaba datos de búsqueda de blancos para la pareja Kontakt/MiG-31D.

Ambos prototipos del MiG-31D se quedaron en el polígono de Sary-Shagán (Kazajistán) —donde se encuentra la instalación Krona y se llevaron a cabo las pruebas de todo el sistema antisatélites—, pero The Drive estima que Rusia podría haber utilizado el antiguo proyecto como base para un nuevo sistema de armas que sería parte de una capacidad antisatélite de múltiples capas.


RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios