miércoles, 17 de octubre de 2018

Un ciclista muere por disparos de un cazador y su familia lamenta que "el monstruo" muriera rápido

Un ciclista muere por disparos de un cazador y su familia lamenta que "el monstruo" muriera rápido
Imagen ilustrativa Scott Markewitz / Aurora Photos / Gettyimages.ru

Tras ser confundido con un animal, Mark Sutton, originario de Gales, fue abatido el pasado 13 de octubre en los Alpes.

La muerte de un ciclista después por disparos de un cazador que lo confundió con un animal, puso al descubierto el lado más oscuro de la víctima, cuya muerte es celebrada por su hermana, su madre y algunas exnovias agredidas.

Los hechos ocurrieron el sábado 13 de octubre en los Alpes franceses, cuando el ciclista Mark Sutton, originario de Gales, fue alcanzado por un disparo, después de que un cazador de 22 años, cuyo nombre no ha sido revelado, lo confundiera con un animal.

Sin embargo, sorprendentemente, los familiares del ciclista se alegraron de su deceso, e incluso lamentaron que muriera "tan rápido, sin sufrir". Sutton, que trabajaba como chef y poseía un restaurante en los Alpes franceses, fue acusado por varias mujeres de ser un violador y un tipo agresivo.

Su madre, Katrina Toghill, escribió en Facebook que esperaba que se pudriera en el infierno y lo calificó como de "monstruo".

"Mi única decepción es que moriste instantáneamente. Para cualquier persona horrorizada que lea esto, no soy un troll vicioso. Soy la mujer que le dio a luz. Este hombre era un monstruo", aseguró la madre, según el diario británico The Independent.

Un largo historial de violencia


Posteriormente, la hermana del ciclista, Katie, de 32 años, declaró haber sido violada en múltiples ocasiones por Sutton.

"Era un violador y me alegro de que esté muerto", declaró Katie, que vive en Gales del Sur.

"Cuando supe que lo habían matado, sentí un gran alivio, era una carga enorme para mí. Me sentí aliviada de que ya no pudiera lastimar a nadie más. Merecía ser fusilado como un animal, era el animal más grande que había", dijo la joven a The Sun.


Una exnovia de Sutton, Ann-Marie Mounty, también se alegró de su muerte. "Nos hizo pasar por todo el infierno, ahora es su turno de ir al infierno y pudrirse. Lo pintaron para que fuera una especie de ángel. Sabemos cómo es él", sostiene Ann-Marie, que no duda en calificarlo de "psicópata".

El largo historial de Sutton comenzó a los 11 años, cuando intentó apuñalar a una compañera de clase, relata su madre.

Otra de sus víctimas es una chica llamada Shelley, a la que conoció después de mudarse a Ibiza a los 18 años. Sutton le dio un puñetazo mientras hacían cola, rompiéndole su pómulo e hiriéndole en el ojo, lo que derivó en el arresto de agresor, que permaneció encarcelado durante seis meses.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios