miércoles, 21 de noviembre de 2018

Bruselas rechaza presupuesto de Italia y aboga por sanciones

Bruselas rechaza presupuesto de Italia y aboga por sanciones
El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, da una rueda de prensa en Bruselas, 21 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)

La Comisión Europea (CE) rechaza el plan presupuestario italiano por no respetar las reglas de la UE, abriendo así paso a posibles sanciones financieras a Roma.

“Con lo que el Gobierno italiano ha puesto sobre la mesa, vemos un riesgo de que el país se hunda ciegamente en la inestabilidad (…). La apertura de un procedimiento de déficit excesivo basado en la deuda está justificado”, ha anunciado este miércoles en una rueda de prensa el vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis.

El procedimiento, que de abrirse puede desembocar en sanciones económicas a Italia, se veía venir ya que en julio el Consejo Europeo (CE) solicitó a Roma que redujera su déficit estructural en un 0,6 % de su producto interior bruto (PIB) para 2019.

El Gobierno italiano se negó, sin embargo, a revisar su presupuesto expansionista, rechazado por primera vez por Bruselas a finales de octubre al presentar un indicador que aumentaría en torno a un 1 % del PIB.

Este hecho llevó a la CE a considerar inaceptable ese presupuesto por incumplir la regla de endeudamiento de la Unión Europea (UE), que establece que la deuda de un país miembro no puede superar el 60 % del PIB. En el caso italiano es de un 130 % del PIB.

Con lo que el Gobierno italiano ha puesto sobre la mesa, vemos un riesgo de que el país se hunda ciegamente en la inestabilidad (…). La apertura de un procedimiento de déficit excesivo basado en la deuda está justificado”, anuncia el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Valdis Dombrovskis, en alusión a una expediente sancionador contra Roma si no corrige su presupuesto de 2019.

Dombrovskis ha explicado que, “con una situación de endeudamiento muy elevado, Italia prevé esencialmente un importante endeudamiento adicional en lugar de la necesaria prudencia fiscal”.

Bruselas rechaza en particular que el Gobierno italiano “prevea dar un importante paso atrás con respecto a las anteriores reformas estructurales, que fomentan el crecimiento; en particular, las reformas de las pensiones aplicadas en el pasado”.

Así pues, si Bruselas inicia el citado procedimiento e Italia sigue negándose a modificar su presupuesto, en el próximo verano boreal se podrían adoptar sanciones financieras contra Roma de hasta el 0,2 % de su PIB, es decir, unos 3400 millones de euros.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios