viernes, 2 de noviembre de 2018

China exige a EEUU pruebas de acusaciones de espionaje económico

China exige a EEUU pruebas de acusaciones de espionaje económico
El portavoz de la Cancillería china, Lu Kang, durante una rueda de prensa.

El Gobierno de China insta a EE.UU. a presentar ‘pruebas tangibles’ de sus acusaciones según las cuales Pekín está implicado en un caso de espionaje económico.

“Si Estados Unidos está realmente preocupado, debería presentar pruebas tangibles”, ha declarado este viernes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Lu Kang.

Ayer jueves, el Departamento de Justicia de EE.UU. acusó a una compañía controlada por el Gobierno chino, así como a una empresa y a tres ciudadanos taiwaneses, de haber intentado robar secretos industriales al fabricante estadounidense Micron Technology.

En una rueda de prensa celebrada en Pekín (capital china), Lu ha recordado hoy a Washington la postura del gigante asiático respecto al espionaje: “Si a Estados Unidos le preocupa este tema, debe proporcionar indicios reales con ejemplos específicos”, ha insistido.

Si a Estados Unidos le preocupa este tema, debe proporcionar indicios reales con ejemplos específicos”, declara el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Lu Kang.

Las compañías acusadas son la empresa estatal china Fujian Jinhua Integrated Circuit y la taiwanesa United Microelectronics Corporation (UMC), así como tres ciudadanos taiwaneses.

“Como han demostrado este caso y otros recientes, el espionaje económico chino a Estados Unidos aumenta, y lo hace rápidamente”, ha advertido el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, citado por el portal norteamericano Bloomberg.

La Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, inmersa en graves tensiones con China, ha acusado en reiteradas ocasiones al gigante asiático de espiar secretos comerciales y robar propiedad intelectual a empresas estadounidenses.

El miércoles, Washington acusó a diez presuntos agentes de los servicios de inteligencia chinos de espionaje económico a compañías aeronáuticas francesas y estadounidenses, y de “robar datos, propiedad intelectual e información comercial confidencial —en particular, un motor utilizado por las compañías aéreas—”.

China, sin embargo, ha rechazado en diversas ocasiones las acusaciones “sin fundamento” que le lanza Washington, del que denuncia que “inventa cosas de la nada”.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios