domingo, 18 de noviembre de 2018

Dimite funcionaria de EEUU responsable de indagar caso Khashoggi

Dimite funcionaria de EEUU responsable de indagar caso Khashoggi
Un hombre pasa frente a una pantalla que muestra a Jamal Khashoggi durante un evento conmemorativo en Estambul, 11 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)

Una alta funcionaria de la Casa Blanca, que investigaba el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, renuncia a su puesto.

Kirsten Fontenrose, responsable de la política de EE.UU. hacia Arabia Saudí, dimitió el viernes, una decisión que puede sugerir fisuras dentro de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, por la respuesta al asesinato de Khashoggi en el consulado saudí en Estambul (Turquía) el pasado 2 de octubre, informó el sábado el diario estadounidense The New York Times.

Fontenrose había presionado para que se adoptara una postura dura con la monarquía saudí y había estado en Riad (capital de Arabia Saudí) para discutir una serie de sanciones que Washington impuso en los últimos días contra aquellos identificados como responsables del asesinato del periodista, según dos personas familiarizadas con las conversaciones citadas por el rotativo.

Se desconocen las circunstancias exactas de su renuncia y no está claro si su defensa de una respuesta agresiva al asesinato del crítico periodista saudí enojó a algunos en la Casa Blanca, añade The New York Times.

De hecho, conforme a las dos personas aludidas, al parecer, cuando Fontenrose regresó a Washington (capital estadounidense), discutió con sus superiores en el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., donde se desempeñó como directora de la región del Golfo Pérsico.

Un representante de dicho consejo declinó hacer comentarios al respecto y Fontenrose tampoco respondió a los mensajes del periódico para que se pronunciara acerca de lo ocurrido.

Pese a la conclusión a la que llegó la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) —que el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, ordenó el asesinato de Khashoggi—, Trump insistió el sábado en proteger al régimen saudí diciendo que no estaba al corriente de lo anunciado y recalcando la importancia que entrañan para Washington los beneficios económicos que obtiene de Riad.

Los esfuerzos de la Casa Blanca por evitar que Bin Salman deba rendir cuentas por el horrendo asesinato de Khashoggi, que residía en Estados Unidos y colaboraba con la prensa estadounidense, prosiguen a pesar de la proliferación en el Senado norteamericano de voces que reclaman que el príncipe heredero sea castigado por tal crimen.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios