viernes, 2 de noviembre de 2018

El padre de Internet: Hay que destronar a Google y Facebook porque acumulan demasiado poder

El padre de Internet: Hay que destronar a Google y Facebook porque acumulan demasiado poder
Tim Berners-Lee durante una entrevista en Londres (Reino Unido), el 27 de octubre de 2018. Simon Dawson / Reuters

Tim Berners-Lee afirmó que está decepcionado con la situación actual de Internet, sobre todo después de los últimos escándalos de fuga de datos personales.

El científico británico Tim Berners-Lee, que fue uno de los fundadores del World Wide Web en 1989, afirmó este jueves a Reuters que los gigantes tecnológicos como Google o Facebook se han vuelto tan dominantes que tal vez deban dividirse, a menos que sus rivales o los cambios en el gusto de los internautas reduzcan su influencia.

Berners-Lee aseveró que está decepcionado con la situación actual de Internet, sobre todo después de los escándalos acerca de la fuga de datos personales como Cambridge Analytica —que considera que fue un punto de inflexión para muchos— y el uso de las redes sociales para extender el odio, como se observa en Twitter.

"Naturalmente, lo que sucede es que terminas con una compañía que domina el sector, por lo que a lo largo de la historia no hay alternativa para venir y romper las cosas", sostuvo el científico nacido en Londres en 1955. "Hay un peligro de concentración", añadió Berners-Lee.

Asimismo, recomendó ser precavidos, alegando que la velocidad de la innovación tanto en tecnología como en gustos podría, en última instancia, reducir la influencia de algunas de las empresas tecnológicas más grandes. "Antes de separarlos deberíamos ver si no solo se ven interrumpidos por un pequeño jugador que los derrote fuera del mercado, sino por el cambio del mercado, por el interés en otra parte", dijo Berners-Lee en referencia a los gigantes tecnológicos como Google, Facebook, Microsoft, Apple o Amazon, que juntos tienen una capitalización de 3.700 millones de dólares, lo que equivale al PIB de Alemania del año pasado.

La revolución digital ha provocado que un conjunto de compañías dedicadas a la tecnología —con sede en EE.UU. desde la década de 1990— tengan en la actualidad un poder financiero y cultural combinado superior al que poseen la mayoría de los estados soberanos.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios