viernes, 23 de noviembre de 2018

Finlandia suspende venta de armas a Riad y Emiratos Árabes Unidos

Finlandia suspende venta de armas a Riad y Emiratos Árabes Unidos
Imagen de los daños causados por un ataque de Arabia Saudí a Yemen.

Finlandia comunica su decisión de suspender la venta de armas a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) ante la alarmante situación humanitaria en Yemen.

“El Gobierno (...) observó la ausencia de condiciones previas para nuevas exportaciones de armamento tanto a Arabia Saudí como a los Emiratos Árabes Unidos en la situación actual”, dijo el jueves el Ministerio de Exteriores de Finlandia en un comunicado.

Arabia Saudí y los EAU encabezan una coalición militar que ataca a Yemen desde marzo de 2015. Ambos, son acusados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de llevar a cabo “crímenes de guerra” en el empobrecido país árabe matando a más de 50 000 personas y llevar al país al borde de una de las mayores hambrunas en décadas.

En la nota, la Cancillería finlandesa dijo que el Gobierno toma las decisiones sobre las exportaciones de armas “considerando minuciosamente cada caso concreto” y ya no piensa autorizar nuevas ventas de armas a Riad y Abu Dabi debido a la “alarmante situación humanitaria” que atraviesa Yemen.

El Gobierno (...) observó la ausencia de condiciones previas para nuevas exportaciones de armamento tanto a Arabia Saudí como a los Emiratos Árabes Unidos en la situación actual”, dijo el Ministerio de Exteriores de Finlandia en un comunicado.

“Observamos los criterios de exportación de la Unión Europea (UE), con especial atención a los Derechos Humanos y a la protección de la paz, la seguridad y la estabilidad”, añadió la Cancillería en el texto.

Con este paso, Helsinki se suma a otros dos miembros de la UE, es decir Alemania y Dinamarca, que habían suspendido las ventas de armas a Riad. Tanto Berlín como Copenhague tomaron esta decisión por la agresión saudí a Yemen y el caso del periodista Jamal Khashoggi, quien fue asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul (Turquía).

El régimen saudí negó en un principio toda implicación en la desaparición del periodista saudí, pero finalmente y ante las presiones internacionales, rehízo su versión y reconoció que Khashoggi fue “drogado y descuartizado” pero eximió al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman del asesinato.

Bin Salman, de 32 años, quien ejerce como ministro de Defensa, es el “cerebro” de la prolongada guerra de Yemen que ha destrozado al país árabe, y es también, considerado como responsable del brutal asesinato de Khashoggi por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios