miércoles, 7 de noviembre de 2018

Florida restaura el derecho al voto a más de un millón de exconvictos

Florida restaura el derecho al voto a más de un millón de exconvictos
Una votante durante las elecciones intermedias en Tustin (California, EE. UU.), 6 de noviembre de 2018. Kyle Grillot / Reuters

La enmienda solo restablece los derechos a quienes han cumplido sus condenas, siempre que no fueran encarcelados por asesinato o delito sexual.

Los votantes de Florida (EE.UU.) aprobaron la Enmienda 4, que restablece automáticamente el derecho al voto en el estado a las personas previamente condenadas por delitos graves en el marco de las elecciones de medio término celebradas este martes, informó Vox.

La enmienda solo restablece los derechos de voto a los delincuentes que han cumplido sus condenas, siempre que no fueran encarcelados por asesinato o delito sexual.

Los cambios en la legislación benefician a más de un millón de personas, según las estimaciones de Sentencing Project del 2016.

La iniciativa fue oficialmente apoyada por el movimiento Los floridanos para una democracia justa (Floridians for a fair democracy), que reunió más de 1,1 millones de peticiones para ponerla en la boleta electoral. Sin embargo, la enmienda tenía sus opositores, como el gobernador de la Florida, Rick Scott, que señaló, citado por medios locales: "Si usted es un delincuente condenado, parte de lo que hizo fue perder sus derechos".

Uno de los estados más estrictos de EE.UU.


Hasta que se aprobó la iniciativa, Florida tenía algunas de las leyes más estrictas del país con respecto a la capacidad de un criminal condenado para votar: era uno de los tres estados (junto con Iowa y Kentucky) donde el estatus criminal de una persona elimina permanente su derecho al voto.

En comparación, la mayoría de los estados prohíben votar solo a las personas que están en prisión. Al mismo tiempo, algunos impiden ejercer el voto a quienes están en libertad condicional, mientras que dos estados (Maine y Vermont) permiten que las personas voten independientemente de sus antecedentes penales, pudiendo hacerlo incluso desde la cárcel.

Si bien ya existía un proceso en Florida para que los exconvictos recuperaran sus derechos, fue arduo, requirió la aprobación personal del gobernador del estado y tuvo una tasa de éxito muy baja.

Como resultado, Florida había privado a más votantes potenciales que cualquier otro estado, con más del 10% de todos los votantes potenciales y más del 21% de los votantes afroamericanos potenciales (que fueron los más afectados antes de la aprobación de la enmienda).

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios