domingo, 25 de noviembre de 2018

Japón vende casas gratis o a precio simbólico por el creciente número de viviendas deshabitadas

Japón vende casas gratis o a precio simbólico por el creciente número de viviendas deshabitadas
Imagen ilustrativa Kazuhiro Nogi / AFP

El número de casas desocupadas en Japón fue cifrado en 8,2 millones en 2013, pero los expertos creen que ahora se elevan a más de 10 millones.

Los bancos de 'akiya' de Japón, listas de propiedades inmobiliarias deshabitadas impulsadas por gobiernos locales y regionales, ofertan casas gratis o por sumas simbólicas, informa el portal ReThink Tokyo. La iniciativa busca luchar contra un problema creciente en el país nipón: su elevado número de casas abandonadas, especialmente en las zonas rurales.

En 2013, el Instituto de Investigación Fujitsu cifró en 8,2 millones el número de viviendas desocupadas en Japón. Las prefecturas de Kagoshima, Kochi y Wakayama concentraban cada una de ellas un 10 % o más del total de estas propiedades edificios. Se cree que la cifra actual, cinco años después, se eleva ya hasta los 10 millones. Las previsiones más pesimistas apuntan a que para el año 2033, más del 30 % de todos los hogares de Japón estarán abandonados o vacíos.

Para revertir esta tendencia, iniciativas como las de los bancos de 'akiya' ('vacante', en japonés) pueden jugar un papel importante. Estas listas agrupan las propiedades abandonadas en venta en cada municipio o prefectura y las ofrecen a precios reducidos simplificando el proceso de compra y venta para terminar de forma rápida con las formalidades. Suele tratarse de viviendas amplias, algunas de las cuales cuentan incluso con grandes parcelas de tierra. Entre las ofertas se pueden encontrar hasta casas gratuitas que se pueden adquirir pagando tan solo impuestos y tarifas.

Sin embargo, los expertos aconsejan examinar cuidadosamente el estado de la construcción que se esté interesado en comprar, ya que a veces pueden estar dañadas por termitas o fugas de agua y problemas de ventilación que pueden causar moho y la destrucción de las estructuras de madera. En la mayoría de los casos, tras la adquisición hay que renovar en parte o completamente la propiedad.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios