lunes, 5 de noviembre de 2018

Ni varón ni mujer: Por primera vez entregan un documento de identidad sin sexo en Argentina

Ni varón ni mujer: Por primera vez entregan un documento de identidad sin sexo en Argentina
Imagen del exterior de una oficina del registro civil. Twitter @mingobiernomza

Dos personas de la provincia de Mendoza lograron una resolución histórica en el marco de la Ley de Identidad de Género sancionada en el país en el año 2012.

Este fin de semana se dio a conocer la noticia de que dos personas de la provincia argentina de Mendoza habían logrado que el Registro Civil les permitiera cambiar su Documento Nacional de Identidad. La modificación solicitada y aprobada consiste en que, en el lugar donde se indica el sexo, figure "ninguno". Es que quienes hicieron la petición no se consideran ni varón, ni mujer.

Es la primera vez que esto sucede en el país sudamericano y no tiene antecedentes en América Latina, aunque sí en otros países del mundo. Esta medida fue posible gracias a la ley 26.743 de Identidad de Género –sancionada en 2012– que permite a cualquier persona modificar sus datos en el registro en función de su identidad autopercibida con un simple trámite administrativo.

Enzo Javier Rizzo, director del Registro Civil en cuestión, firmó la resolución 420/2018 fechada el 1 de noviembre de 2018. Allí, según informa El Diario de la República, se establece "labrar una nueva partida de nacimiento en la que la persona inscripta deberá consignarse como (Nombre) y demás datos, conforme a la partida originaria, con excepción del campo reservado para el sexo, en el que deberá consignarse una línea".


La fundamentación de la decisión se basa en el artículo 2 de la ley antes mencionada que plantea "el reconocimiento a toda persona de su identidad de género, a su libre desarrollo de su persona en torno a ella, a ser tratada de acuerdo a ella y a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acrediten su identidad".

Un camino complejo


Si bien la legislación permite hacer este tipo de modificaciones en el documento de identidad, esta historia comenzó con una serie de trabas burocráticas. Una de las dos personas que finalmente logró modificar sus datos acudió a mediados de año al despacho de Eleonora Lamm, subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

Allí le informó que la empresa de medicina que pagaba le pedía que cambiara su identidad en el documento para poder realizarse un tratamiento. Sin embargo, la persona no quería hacerlo ya que no se identificaba ni como varón ni como mujer.

La abogada decidió entonces tomar el caso. "Primero fuimos al registro civil a llenar el formulario", explicó al portal LatFem. Sin embargo, recordó que "con ese dictamen empezó todo un proceso dentro del Código Civil en donde empezaron los cuestionamientos, las reuniones, las charlas y esto llega hasta el gobernador [Alfredo Cornejo]", quien toma la decisión de finalmente aceptar el cambio.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios