lunes, 3 de diciembre de 2018

Casi la mitad de los israelíes cree que sus líderes son corruptos

Casi la mitad de los israelíes cree que sus líderes son corruptos
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y su esposa, Sara, en los suburbios de la ciudad de Tel Aviv, 2 de diciembre de 2018. (Fuente: AFP).

Cerca de la mitad de los israelíes, el 47%, cree que el liderazgo del régimen de Tel Aviv es corrupto, de acuerdo con una encuesta citada por medios israelíes.

Un sondeo llevado a cabo por el Centro Guttman del Instituto de Democracia de Israel indica que el 15 % de los partidarios de la formación Yisrael Beitenu considera corrupto al liderazgo israelí, en comparación con el 23 % de los simpatizantes del gobernante Likud, el 37 % de Judaísmo Unido de la Torá, 38 % de Kulanu, 40 % del Shas, 58 % de Yesh Atid, 68 % de la Unión Sionista, 67 % de la Lista conjunta y 78 % del partido Meretz.

El estudio, basado en una muestra representativa de 1041 encuestados que participaron en entrevistas personales, se considera el más completo llevado a cabo sobre la sociedad israelí y su ordenamiento político.

Según la encuesta, un 72 % de los israelíes considera corrupto al poder ejecutivo, mientras que un 67 % de los encuestados cree lo mismo sobre la gestión de los municipios.

Además, el 69 % piensa que el parlamento israelí está también afectado por la corrupción y el 58 % denuncia el rol de los medios de comunicación en difundir falsas noticias.

Solo el 42 % de los israelíes confía en el fiscal general que está investigando al premier Benjamín Netanyahu por varios asuntos de corrupción.

Tras meses de investigación y más de medio centenar de testimonios, la policía israelí ha determinado que “hay pruebas suficientes” para acusar a Netanyahu de “delitos de soborno, fraude y abuso de confianza”, y a su esposa, Sara, además, por “obstrucción a la justicia”.

El premier israelí es objeto de investigaciones por los casos 1000, 2000 y 3000. En el primero, Netanyahu es sospechoso de haber aceptado lujosos regalos del productor de cine, traficante de armas y espía Arnon Milchan a cambio de favores.

En el caso 2000 se investiga un supuesto pacto con el editor del diario Yedioth Ahronoth, Arnon Mozes, por el que el primer ministro habría tratado de conseguir cobertura favorable a cambio de debilitar a un periódico rival, el Israel Hayom.

En el 3000 se trata la polémica compra de varios submarinos atómicos a Alemania, aunque en este asunto existen pocas probabilidades de una implicación directa de Netanyahu.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios