miércoles, 5 de diciembre de 2018

La OTAN se opone al plan de Kosovo para crear su propio ejército

La OTAN se opone al plan de Kosovo para crear su propio ejército
Fuerzas de seguridad de Kosovo en un desfile militar.

Jens Stoltenberg alerta de que la OTAN debería revisar su “nivel de compromiso” con Kosovo si este sigue adelante con el plan de crear un ejército propio.

Desde el final de la guerra entre Serbia y la guerrilla albanesa kosovar (1998-1999), fuerzas militares internacionales conducidas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) —conocidas como KFOR, por su acrónimo del inglés— se encargan de garantizar la seguridad en Kosovo, cuya independencia unilateral de Serbia en 2008 no reconocentodos los miembros del bloque.

En una rueda de prensa celebrada este miércoles en Bruselas (capital belga), el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha expresado su preocupación por los planes de Pristina de convertir las fuerzas de seguridad kosovares, ligeramente armadas, en un ejército nacional.

“La OTAN apoya a las fuerzas de seguridad de Kosovo en su actual mandato (…). Si el mandato de la fuerza de seguridad de Kosovo evolucionara, la OTAN tendría que volver a examinar el nivel de compromiso” con ese territorio, ha dicho hoy Stoltenberg.

El noruego ha hecho constar que la iniciativa kosovar, que ha tachado de “mal programada”, contradice la voluntad de muchos aliados del bloque militar occidental, además de que podría jugar en contra de la futura integración euroatlántica de Kosovo.


La OTAN apoya a las fuerzas de seguridad de Kosovo en su actual mandato (…). Si el mandato de la fuerza de seguridad de Kosovo evolucionara, la OTAN tendría que volver a examinar el nivel de compromiso” con Kosovo, ha declarado el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.


La creación de un ejército, junto con los aranceles del 100 % recientemente aplicados por Kosovo a los productos serbios, que “crean nuevas divisiones”, están haciendo la mediación de la Unión Europea (UE) entre Kosovo y Serbia para normalizar sus relaciones “más difícil todavía”, ha avisado Stoltenberg.

Por ello, el máximo responsable de la Alianza Atlántica ha pedido a Belgrado y Pristina que eviten adoptar medidas “provocativas” y que se muestren comprometidos con marchar hacia “un futuro mejor”.

Serbia, por su parte, ha alertado de que la decisión —que se discutirá la próxima semana en el Parlamento kosovar— podría provocar una “intervención armada” de la antigua provincia serbia, habitada mayoritariamente por albaneses étnicos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios