martes, 15 de enero de 2019

Brote de hantavirus en Argentina: Confirman el primer caso en Jujuy

Brote de hantavirus en Argentina: Confirman el primer caso en Jujuy
Micrografía electrónica de transmisión del 'virus sin nombre', del género hantavirus. CDC / Cynthia Goldsmith

Las autoridades argentinas habían puesto en cuarentena a más de 80 personas en Chubut por temor a que aumentara la cifra de víctimas, que ha alcanzado la decena.

Las autoridades sanitarias de Argentina han confirmado el primer caso de hantavirus en la provincia de Jujuy, al norte del país, luego de que en diciembre de 2018 se registrara un brote mortal de ese virus cerca de 2.000 kilómetros al sur, en la provincia de Chubut.

Ese suceso tuvo lugar en la localidad patagónica de Epuyén y provocó que el pasado 11 de enero un juez ordenara el aislamiento de más de 80 residentes que tuvieron contacto con vecinos contagiados.

Antes de esta nueva información sobre el contagio en un hombre de 58 años se habían confirmado 28 casos positivos, incluidos 10 fallecidos. Sin embargo, la subsecretaria de Promoción y Prevención de la Salud, Verónica Serra, ha afirmado que la variante del virus recién encontrada en Jujuy "no es tan letal", informa el canal TN.

De hecho, esa alta funcionaria ha detallado que "Jujuy es una zona endémica de hantavirus desde hace muchos años" y ha recordado que "el año pasado confirmamos siete casos, pero ninguno falleció".

¿Por qué es tan peligroso?


A día de hoy no existen vacunas ni tratamientos específicoscontra el hantavirus. Ese microorganismo se transmite por el contacto con la saliva, las heces o la orina de ratones silvestresinfectados que, si se secan, volatizan y combinan con el polvo, se pueden inhalar. Al respirar aire contaminado, recibir mordeduras o tener contacto directo con los transmisores del virus —no se descarta que sean humanos—, las personas desarrollan una enfermedad aguda que ataca los pulmones.

Los síntomas iniciales son parecidos a los de la gripe: fiebre, dolores musculares, náuseas, dolores de cabeza, vómitos, a veces dolores abdominales y diarrea. Días después, se pueden tener dificultades respiratorias, que a veces se agrava. Las autoridades argentinas señalan que resulta poco frecuente que el síndrome cardiopulmonar por hantavirus lleve a la muerte, pero no descartan un desenlace fatal si no se trata a tiempo.

Entre 2013 y 2018, en Argentina se registraron 111 muertes por esta enfermedad, que es endémica en cuatro regiones: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro, Chubut).

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios