miércoles, 9 de enero de 2019

Encuesta: Netanyahu no sería reelegido por casos de corrupción

Encuesta: Netanyahu no sería reelegido por casos de corrupción
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en una reunión en Al-Quds (Jerusalén), 9 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no será reelegido si se confirman los casos de corrupción por los que es investigado, según un nuevo sondeo.

Conforme a una encuesta difundida el martes por Channel 10 News, 48 % de los residentes en los territorios ocupados palestinos cree que Netanyahu no sería reelegido como primer ministro de Israel en caso de que se confirmen las acusaciones de corrupción en su contra.

Además, el 48 por ciento de los encuestados considera “justas” las investigaciones de corrupción que se realizan en contra del premier israelí, incluidos el de soborno, el fraude y el incumplimiento de la confianza.

Por tanto, el 52 % de los participantes en el sondeo insiste en la necesidad de que la policía anticorrupción del régimen de Tel Aviv divulgue los resultados de las referidas pesquisas antes de las próximas elecciones israelíes en los territorios ocupados.

Los resultados del sondeo ponen de manifiesto, asimismo, que el partido Likud ganaría los próximos comicios y lograría 32 escaños.

El sondeo fue realizado recientemente por Midgam Project Web Panel y Statnet sobre una muestra de 694 israelíes, 604 de judíos y 90 no judíos.

La policía del régimen israelí ha acusado formalmente a Netanyahu por una serie de cargos derivados de indagaciones por los casos 1000, que investiga la recepción de regalos de lujo, por valor de 282 000 dólares a cambio de favores, 2000 y 4000, que analizan posibles pactos o intercambio de favores a cambio de coberturas favorables en importantes grupos de comunicación.

Netanyahu no es el único funcionario israelí sujeto a investigaciones por supuestos cargos de corrupción, pues su esposa Sara también es acusada de malversación de fondos públicos, mientras varias otras autoridades, como el ministro del interior, Arie Deri, es investigado por fraude.

Dada la crisis política que enfrenta el gabinete de Netanyahu, el partido gobernante, Likud, se vio obligado a finales del pasado diciembre a disolver el parlamento israelí y anunciar elecciones anticipadas a principios del próximo abril.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios