miércoles, 9 de enero de 2019

ONU pide “avances sustanciales” hacia el fin de la guerra en Yemen

ONU pide “avances sustanciales” hacia el fin de la guerra en Yemen
El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, habla en la sede del organismo.

La ONU pide a las partes en conflicto en Yemen “avances sustanciales” hacia lo acordado en Suecia de cara a nuevas negociaciones sobre el fin de la guerra.

“Necesitamos lograr progresos rápidamente”, ha indicado este miércoles el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) dedicada a considerar los últimos cambios ocurridos en Yemen.

En concreto, el emisario ha pedido la plena aplicación del acuerdo sobre la estratégica ciudad de Al-Hudayda (oeste de Yemen) suscrito el 13 de diciembre en Estocolmo entre el movimiento popular yemení Ansarolá y los milicianos afines al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, respaldado por Arabia Saudí.

Los diálogos de la capital sueca culminaron en un alto el fuego que entró en vigor el 18 de diciembre en Al-Hudayda y su puerto, clave para la llegada al país de ayuda humanitaria e importaciones, de donde deben retirarse los combatientes.

Griffiths ha manifestado además su esperanza de que en un futuro próximo puedan entablarse negociaciones subsiguientes para el fin de la guerra. “Podrían llevarse a cabo en un futuro cercano, pero es necesario hacer algunos avances antes para que no se convierta en un foro inútil”, ha dicho el funcionario.

Necesitamos lograr progresos rápidamente”, ha indicado el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths.

El enviado de la ONU ha informado también de que se están completando las listas de prisioneros que han acordado intercambiarse las partes del conflicto yemení.

El Consejo de Seguridad ha discutido este mismo miércoles una propuesta para el envío de una nueva misión de observación a Yemen con el fin de monitorear el alto el fuego y supervisar el repliegue de las dos partes.

El pasado lunes, Ansarolá denunció que Arabia Saudí, respaldada por EE.UU. y el régimen israelí, sigue bombardeando zonas residenciales de Yemen, especialmente en la estratégica provincia de Al-Hudayda, para impedir la implementación del acuerdo de Estocolmo.

La tregua de Al-Hudayda está considerada una gran victoria para Ansarolá, ya que Arabia Saudí y su aliado estadounidense han tratado con su cerco y ataques a la ciudad de poner de rodillas al pueblo y a los combatientes yemeníes, sin lograrlo.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios