lunes, 25 de febrero de 2019

Abe ignora referéndum y sigue defendiendo base de EEUU en Okinawa

Abe ignora referéndum y sigue defendiendo base de EEUU en Okinawa
El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, habla a la prensa sobre los resultados del referéndum en Okinawa sobre la base militar de EE.UU., 25 de febrero de 2019.

Japón seguirá con el plan de reubicar una base militar de EE.UU. en Okinawa, pese a la oposición de los habitantes de esa prefectura.

“No podemos evitar la necesidad de mover Futenma, que se dice es la base más peligrosa del mundo”, ha dicho este lunes el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ignorando los resultados de un referéndum celebrado ayer domingo, en el que el 72 por ciento de los habitantes de Okinawa rechazó el traslado de la base aérea estadounidense de Futenma, ubicada actualmente en Ginowan, a la zona costera de Henoko, con menos población.

El premier nipón asegura, sin embargo, que tendrá “seriamente” en cuenta los votos del referéndum y que hará “todo lo posible para descargar Okinawa”.

Abe recuerda que debe cumplir el acuerdo suscrito por Tokio y Washington en 1996 para reubicar la base aérea, rodeada de escuelas, hospitales y tiendas, a un área menos poblada en la parte norte de la isla.

No podemos evitar la necesidad de mover Futenma, que se dice es la base más peligrosa del mundo”, ha dicho el primer ministro de Japóan, Shinzo Abe, insistiendo en la reubicación de una base militar de EE.UU. en Okinawa.

Varios incidentes relacionados con la base, como el desplome de un helicóptero en un campo universitario en 2004 y la violación colectiva sufrida por una colegiala japonesa a manos de militares estadounidenses en 1996, han contribuido al rechazo popular de la base militar de EE.UU. en Okinawa.

“Queremos que [los habitantes Okinawa] entiendan que la reubicación no solo pretende construir una nueva base en Henoko, sino también transferir las funciones de la estación aérea de Futenma”, ha dicho Abe.

Por su parte, el gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, llama al Gobierno central a conversar con la isla para resolver “el problema fundamental, que es cerrar y devolver la tierra de la base Futenma de EE.UU. lo antes posible”.

Steven Reed, exprofesor de la Universidad de Chuo, señaló que era improbable que el resultado del referéndum hiciera cambiar la postura del Gobierno central. “No es una cuestión de política del Gobierno local. Es un asunto de política exterior. El trato ya se ha hecho”, asegura.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios