miércoles, 20 de marzo de 2019

China advierte que EEUU convierte espacio en un “campo de batalla”

El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, comparece ante la prensa en Pekín.

China advierte de que los nuevos planes de EE.UU. para desplegar armas de láser en el espacio tienen por fin convertir el cielo en “un campo de guerra”.

“Los estadounidenses están convirtiendo el espacio en un campo de batalla (…) y planean emplazar armas láser allí”, ha alertado el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, al comparecer este miércoles ante la prensa.

Pekín da la voz de alarma un día después de que la cadena norteamericana Fox News informara de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) ha pedido 304 millones de dólares del presupuesto militar del año fiscal 2020 para “crear satélites armados con láser”.

El Pentágono cree que desarrollando esas nuevas armas orbitales podrá crear un sistema de defensa antimisiles más poderoso que los actuales y, además, le será mucho más fácil neutralizar eventuales lanzamientos de misiles balísticos por parte de adversarios como Rusia y China.

Los estadounidenses están convirtiendo el espacio en un campo de batalla (…) y planean emplazar armas láser allí”, ha alertado el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang.

“Los norteamericanos avanzan por un lado en la creación de una fuerza espacial y, por el otro, inventan una amenaza espacial que supuestamente emana de China y Rusia (…) En realidad, están tratando de hallar un pretexto para conseguir el dominio militar unilateral y desarrollar investigaciones y armas avanzadas”, ha agregado Geng.

El portavoz ha recordado por otra parte el compromiso de su país con el uso pacífico del espacio, y ha resaltado que Pekín “nunca ha participado en ninguna carrera armamentista en modo alguno”.

Ante el temor al creciente avance tecnológico de Rusia y China en el ámbito espacial, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó en junio al Pentágono la creación de una Fuerza Espacial que sería la sexta rama de las Fuerzas Armadas norteamericanas.

La decisión de Washington provocó una ola de críticas. Moscú y Pekín censuraron el proyecto, que de implementarse infringiría el tratado sobre el espacio ultraterrestre firmado en 1967 por más de cien países, incluido el mismo EE.UU., que prohíbe la militarización del espacio.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios