miércoles, 13 de marzo de 2019

Greenpeace señala a las marcas responsables del "maldito plástico" en una acción en un macrovertedero de Madrid

Activista de Greenpeace sobre una montaña de residuos en el vertedero de Valdemingómez. Madrid, 13 marzo 2019. greenpeace.org

Los activistas de la ONG han desplegado una pancarta gigante sobre una montaña de residuos en la capital de España.

Desde primera hora de este miércoles activistas de la ONG medioambiental Greenpeace han llevado a cabo una acción en el vertedero de Valdemingómez, que a pesar de ser uno de los mayores de España gestiona solo los residuos de la ciudad de Madrid.

Con esta acción la organización ecologista ha querido poner el foco sobre marcas concretas, que según Greenpeace son las responsables de la mayor parte de los residuos. Así, han señalado a Coca-Cola, Pepsi, Nestlé, Unilevel, Mars, P&G, Mondelez, Danone, Johnson&Johnson y Colgate-Palmolive como las diez empresas más contaminantes en relación a los plásticos.



Alrededor de 30 personas han desplegado en el recinto una pancarta gigante con el lema 'Maldito plástico' para poner en evidencia a las firmas productoras y distribuidoras de estos envases. Los activistas denuncian "la mala administración de los desechos que se está haciendo" y que "los residuos plásticos no se gestionan correctamente y no se reciclan".

Desde Greenpeace se afirma que "solamente el 25 % de los recipientes de plástico son reciclados, el resto termina en sitios como el vertedero; también incinerados, abandonados en el medio ambiente, en los ríos, o son exportados a países como Malasia".

La organización ecologista exige que las compañías se hagan responsables de la basura que generan y que se reduzca la utilización de envases de un solo uso a favor de otros reutilizables.


Finalmente, la Policía de la capital española ha entrado en el recinto del vertedero y tras pedir la identificación a los miembros de la ONG les ha instado a desalojar las instalaciones.

Uno de los mayores problemas medioambientales


La acción de este colectivo llega en un momento en que los plásticos están en el punto de mira de las organizaciones de protección medioambiental como uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el planeta, y el más grave de los que encaran los océanos de todo el mundo.

Esta realidad ya ha llegado al ámbito político y hace tan solo unos meses, en octubre de 2018, el Parlamento europeo aprobó un plan para reducir los plásticos de un solo uso, limitando la producción y utilización de diez productos.

Se estima que esta medida traerá beneficios como la reducción de 3,4 millones de toneladas de CO2 (el equivalente a la mitad de los residuos que producen los diez productos identificados) o un ahorro para los consumidores de 6.500 millones de euros.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios