jueves, 14 de marzo de 2019

Informe de "derechos humanos" de EE.UU. ataca a enemigos políticos

Informe de "derechos humanos" de EE.UU. ataca a enemigos políticos
"La política de esta administración es interactuar con otros gobiernos, independientemente de su registro, si al hacerlo aumentarán los intereses de los Estados Unidos," escribió Pompeo. | Foto: Reuters Referencial

En el informe, el gobierno de EE.UU. quitó las violaciones a los derechos de las mujeres, evita mencionar al príncipe saudí y la ocupación israelí mientras se ataca a rivales políticos como China, Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos (EE.UU.) publicó este miércoles un "informe de derechos humanos" para 2018, muy politizado. El documento fue presentado por el secretario de Estado Mike Pompeo.

En el informe, el gobierno de Donald Trump eliminó referencias a abusos contra los derechos humanos de las mujeres, evitó mencionar la ocupación israelí en los Altos del Golán o mencionar al príncipe saudí en el caso Kashoggi, y mientras tanto, atacó a sus enemigos políticos, como China, Nicaragua, Cuba y Venezuela.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, respondió a la publicación del informe por medio de Twitter. Rodríguez afirmó que "Estados Unidos carece de autoridad en materia de derechos humanos". Continuó enumerando una serie de argumentos a favor de este razonamiento: "Es un represor global. Discrimina a las minorías, hace más pobres a los pobres, priva a millones de ciudadanos al voto, viola los derechos humanos de los migrantes y abundan casos de abuso sexual a menores en custodia de las autoridades,” escribió Rodríguez.

Este tipo de informes fue ordenado por el Congreso de los EE.UU. desde 1977. Después de la publicación de la edición de este año, la organización no gubernamental de derechos humanos y sin fines de lucro, Human Rights Watch (HRW por sus siglas en inglés), señaló que el gobierno dirigido por Donald Trump "ha recortado la mayoría de las menciones de abusos de derechos humanos clave, que afectan de manera desproporcionada a mujeres y niñas de todo el mundo ", del informe de derechos humanos publicado por el Departamento de Estado de EE. UU.


Según HRW, en el informe, "el Departamento de Estado decidió eliminar el análisis de la salud y los derechos reproductivos de las mujeres, inclusive el análisis a nivel de país de la mortalidad materna y las necesidades anticonceptivas no satisfechas". Según la organización, los derechos de las mujeres en muchos casos se ven socavados, sin embargo, hubo datos agregados que se incluyeron previamente en estos informes, y ahora esta falta de informes "puede revelar tendencias terribles de discriminación y negligencia por parte del estado."

Por otro lado, la administración de Trump cambió la descripción sobre territorios palestinos habitual del Departamento de Estado, de "ocupados por Israel" a "controlados por Israel." La medida se produjo en medio de intensos esfuerzos por parte de Israel para ganar el reconocimiento de los Estados Unidos a su reclamo de soberanía sobre las regiones estratégicas. Los Altos del Golán, al igual que Cisjordania y la Franja de Gaza, territorios que Israel tomó en la guerra de Oriente Medio de junio de 1967, se consideran internacionalmente como ocupados a partir de una resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobada ese mismo año.

El Departamento de Estado también abordó el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi incluyéndolo dentro de la categoría de abuso a los derechos humanos por parte de funcionarios del gobierno, sin embargo, no implicó al Príncipe heredero Mohamed bin Salman, quien según la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), ha llegado a la conclusión de que era probable que lo hubiera ordenado.

El director de defensa para Medio Oriente de Amnistía Internacional de EE. UU., Philippe Nassif, declaró después de que el secretario de Estado Pompeo presentara el informe, que "esta declaración se dirige a los líderes mundiales, incluido el príncipe heredero de la corona, Mohammed bin Salman, y al presidente de Egipto [Abdel Fatah al-Sissi] que a Estados Unidos no le importan los derechos humanos y perdonará u olvidará incluso los abusos más atroces de los derechos humanos ."

El secretario Pompeo escribió en el Prefacio del informe que "la política de esta administración (encabezada por Donald Trump) es interactuar con otros gobiernos, independientemente de su registro, si al hacerlo aumentarán los intereses de los Estados Unidos." Y que si las personas, de un gobierno o fuera de él, están alineadas con estos medios, "encontrarán un amigo comprensivo y un fuerte partidario en los Estados Unidos.”


Durante la presentación del informe, el miércoles, el secretario de Estado Mike Pompeo destacó a los enemigos políticos de los Estados Unidos y los atacó, como China y Nicaragua, y otros países también están incluidos en el informe, como Cuba, Venezuela e Irán. Pompeo declaró que China está "en una liga propia cuando se trata de violaciones de derechos humanos."

Estos ataques, que señalan a países específicos están dirigidos a enemigos políticos de los Estados Unidos y de la administración de Donald Trump. Para varios analistas, el informe sería una excusa para un mayor intervencionismo respaldado por los Estados Unidos en diferentes regiones del mundo, con el objetivo de una intervención política interna en esos países.

Como dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, "los Estados Unidos no tienen autoridad moral para hablar sobre los Derechos Humanos", ya que es uno de los "represores globales" más aterradores. Según el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, existe un "plan para el cambio de régimen propuesto por los EE.UU." contra Venezuela, como tuiteó el miércoles.

telesurtv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios