viernes, 22 de marzo de 2019

Propaganda ecológica: Gigantes energéticos gastaron 1.000 millones de dólares para cambiar su imagen

Propaganda ecológica: Gigantes energéticos gastaron 1.000 millones de dólares para cambiar su imagen
La refinería Pascagoula de Chevron en Misisipi, EE.UU. Jonathan Bachman / Reuters

Aunque grandes empresas de gas y petróleo parecen promover iniciativas verdes, sus inversiones en producción de combustibles fósiles son muy superiores que aquellas en energías renovables.

En los tres años transcurridos desde que los líderes mundiales firmaron el Acuerdo de París para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, las cinco compañías de petróleo y gas más grandes del mundo han gastado más de 1.000 millones de dólares en publicidad y 'lobby' engañosos relacionados con el cambio climático, de acuerdo con un informe de InfluenceMap, una organización sin fines de lucro británica, que analiza la influencia corporativa en la política climática.

A pesar de comprometerse públicamente a apoyar el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global, los gigantes energéticos Exxon Mobil, Shell, Chevron, BP y Total gastan un total de 200 millones al año en esfuerzos para "operar y expandir las operaciones de combustibles fósiles", según el informe.

La refinería Pascagoula de Chevron en Misisipi, EE.UU. Una estación de servicio Shell en Buenos Aires, Argentina. / Marcos Brindicci / Reuters

Mientras que las cinco compañías están incrementando sus inversiones en petróleo y gas, sumando un total de 110.000 millones de dólares en nueva producción de combustibles fósiles, se proyecta que gastarán solo 3.600 millones en inversiones bajas en carbono, como biocombustibles y energías renovables, reseña el nuevo análisis.

Asimismo, el reporte señala que aunque las grandes petroleras han apoyado abiertamente la fijación de precios del carbono y otros esfuerzos para mitigar el cambio climático, también han presionado contra una política efectiva.

En noviembre del año pasado, el mes anterior a las elecciones de medio término en Estados Unidos, las cinco compañías gastaron 2 millones de dólares en campañas de medios sociales en los cinco estados donde la política energética estaba en juego. Tres cuartas partes de ese gasto se destinaron al estado de Washington, donde se derrotó una iniciativa de votación para poner precio a las emisiones de dióxido de carbono.

El informe observó tres tendencias emergentes en la forma en que las grandes empresas abordan su percepción pública relacionada con el cambio climático:

  • Llamar la atención sobre sus iniciativas de bajas emisiones de carbono (y alejarse de los combustibles fósiles que aún venden principalmente).
  • Posicionar a la empresa como experta en clima.
  • Hacer hincapié en su preocupación por el clima e ignorar partes clave para la solución del problema global.


RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios