martes, 12 de marzo de 2019

Rosneft defiende la legalidad de sus operaciones en Venezuela

Rosneft defiende la legalidad de sus operaciones en Venezuela
Un obrero trabaja en las instalaciones centrales de procesamiento de un campo petrolero propiedad de Rosneft.

La petrolera estatal rusa Rosneft repudia las acusaciones de Mike Pompeo de que la empresa ha violado las sanciones de EE.UU. en sus actividades con Venezuela.

El lunes, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, afirma que “Rusia juega un papel central” en la crisis política de venezolana, criticando que Rosneft adquiere crudo de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) pese a las sanciones adoptadas por Washington contra el país caribeño.

“A Rosneft le extraña sobremanera la declaración de Mike Pompeo, que contiene acusaciones gratuitas, parciales y subjetivas contra la compañía”, señala un comunicado de prensa emitido este martes por la empresa.

El documento añade que Rosneft se ha mantenido al margen de la política, desarrolla actividades comerciales en beneficio de sus accionistas y se dedica a proyectos de producción y suministro en Venezuela en consonancia con las leyes internacionales.

Según el texto, la empresa estatal rusa hace sus actividades con base en los contratos suscritos mucho antes de que Washington impusiera restricciones unilaterales a Venezuela.

A (la petrolera estatal rusa) Rosneft le extraña sobremanera la declaración del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que contiene acusaciones gratuitas, parciales y subjetivas contra la compañía”, señala un comunicado de prensa emitido por Rosneft.

Washington ha aumentado sus presiones sobre el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para que deje el poder. Estados Unidos reconoció inmediatamente la autoproclamación del golpista venezolano Juan Guaidó como “presidente encargado” y después ha iniciado una campaña económica para derrocar a Maduro, legítimo mandatario del país.

El pasado mes de enero, Washington impuso de manera unilateral penalizaciones a PDVSA que implicaron el congelamiento de unos 7000 millones de dólares de activos y la confiscación de los pagos que empresas de EE.UU. hacen cuando adquieren crudo venezolano.

Las autoridades de Venezuela tachan las sanciones de EE.UU. de una “agresión económica” que ha infligido una pérdida de 38 000 millones de dólares al país suramericano.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios