domingo, 28 de abril de 2019

Empresas manufactureras de EE.UU. estudian reubicar en la India sus fábricas en China

Empresas manufactureras de EE.UU. estudian reubicar en la India sus fábricas en China
Trabajadores indios en una planta de fabricación de motos Honda en el estado de Gujarat, 29 de junio de 2016 Amit Dave / Reuters

Nueva Delhi podría convertirse en la beneficiada de la actual disputa comercial entre Washington y Pekín.

Cientos de empresas estadounidenses están considerando la posibilidad de cambiar sus bases de fabricación en China para frenar las disminuciones de ganancias provocadas por la disputa comercial entre los dos países. Una situación de la que podría beneficiarse otra nación asiática, India.

"Necesitamos entender cómo podemos atraer a esas compañías", dijo Mukesh Aghi, presidente del Foro Estratégico y de Asociación entre EE.UU. e India (USISPF, por sus siglas en inglés), un grupo que ha estado discutiendo posibles reubicaciones con hasta 200 empresas estadounidenses con operaciones de fabricación en China.

El USISPF, con sede en EE.UU, también ha elaborado una lista de recomendaciones para los vencedores de las actuales elecciones generales indias sobre cómo aprovechar al máximo las posibles reubicaciones.

Aghi aboga por una aceleración en las reformas económicas que mejorarían la transparencia, además de facilitar los procedimientos aduaneros y la compra de terrenos para ubicar las plantas. "Hay una gran cantidad de reformas que deben avanzar, y creo que eso también va a crear muchos empleos", agregó.

Aghi también expresó su "fuerte convicción" de que, sea quien sea que consiga el poder en Nueva Delhi, debe considerar seriamente un Acuerdo de Libre Comercio con Washington, en parte para compensar la amenaza de las importaciones baratas de Pekín.


  • El 1 de diciembre de 2018, el presidente de EE.UU., Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron una 'tregua' de 90 días en su disputa comercial al término de su encuentro en Buenos Aires.
  • En febrero, Trump prometió posponer el incremento de tarifas a China previsto para el 1 de marzo debido al "progreso en las negociaciones comerciales" que ambos países vienen manteniendo.
  • A principios de abril, Trump señaló que el acuerdo comercial con China está avanzando positivamente y podría alcanzarse en unas cuatro semanas.
  • Washington anunció el inicio de nuevas negociaciones comerciales en Pekín a partir del 30 de abril, con la participación del representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro de ese país, Steven Mnuchin.


El presidente de EE.UU. informó sobre una pronta cumbre bilateral en la Casa Blanca con el mandatario chino.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios