miércoles, 10 de abril de 2019

España excluye "categóricamente el uso de la fuerza" en Venezuela durante la visita de Elliott Abrams

España excluye "categóricamente el uso de la fuerza" en Venezuela durante la visita de Elliott Abrams
El Representante Especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, en Washington (EE.UU.), 15 de marzo de 2019. / Carolyn Kaster / Reuters

No obstante, el Ejecutivo de Pedro Sánchez comparte con el enviado especial de EE.UU. para Venezuela su preocupación "por el deterioro de la situación" en el país sudamericano.

Elliot Abrams, el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, ha visitado este miércoles la capital española para abordar la situación del país latinoamericano con responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores. El estadounidense se ha entrevistado en la Moncloa con José Manuel Albares, el principal asesor diplomático del presidente Pedro Sánchez, y en el Ministerio de Exteriores con el secretario de estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia.

Tal como informa el ministerio español en un comunicado, los encuentros han puesto de manifiesto una preocupación compartida "por el deterioro de la situación en Venezuela" y ha servido para constatar "la urgencia de hacerle frente", así como "la necesidad de una salida democrática a la gravísima crisis que sufre el país".

Los interlocutores españoles han manifestado en ese sentido "que la actual situación en el país caribeño requiere una solución política, pacífica y democrática que excluya categóricamente el uso de la fuerza".

La administración española también ha aprovechado este encuentro para expresar una vez más su preocupación sobre otro asunto, esta vez de orden comercial: una posible activación total del Título III de la Ley Helms-Burton. España reiteró en esta ocasión "su firme rechazo a la aplicación extraterritorial de leyes nacionales sancionadoras, por considerarlas contrarias al derecho internacional".

El mencionado artículo permite reclamar ante cortes estadounidenses las propiedades que fueron confiscadas tras el ascenso de Fidel Castro al poder, y hace 22 años ya fue objeto de una querella presentada por la Unión Europea ante la Organización Mundial del Comercio. Washington accedió a suspenderlo precisamente a cambio de paralizar el trámite judicial.

España "no es un santuario"


La visita de Abrams se produce después de que el jefe de la diplomacia española, Josep Borrell, se reuniera en Washington la semana pasada con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton. En ese encuentro se trató la posibilidad de que España acogiese a los responsables del ejecutivo venezolano que decidieran abandonar al presidente Nicolás Maduro y exiliarse.

Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores dejó claro este miércoles que España no puede acoger a los dirigentes chavistas. "No les podemos dar ninguna garantía, esto no es un santuario, hay países donde a lo mejor se puede hacer eso, aquí no", afirmó en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press.

La crisis venezolana se agudizó a partir de enero con el inicio del segundo mandato de Maduro –no reconocido por la oposición del país ni por una parte de la comunidad internacional–, y posteriormente con la autoproclamación como "presidente encargado" del diputado opositor Juan Guaidó.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios