martes, 9 de abril de 2019

México firma acuerdo con la ONU para supervisar formación en derechos humanos de la nueva Guardia Nacional

México firma acuerdo con la ONU para supervisar formación en derechos humanos de la nueva Guardia Nacional
La Alta Comisionada de ONU Michelle Bachelet y el presidente Andrés Manuel López Obrador firman un acuerdo en Palacio Nacional, México, 9 de abril de 2019. Gobierno de México

Michelle Bachelet, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, firmó el acuerdo junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos supervisará el proceso de formación de la nueva Guardia Nacional de México, para garantizar que la nueva fuerza garantice el respeto a los derechos humanos.

En este sentido, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, firmó un convenio con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que el organismo internacional acompañe el proceso de formación de los nuevos elementos de la nueva fuerza de seguridad militarizada.

"El acuerdo firmado hoy es amplio, va más allá de la capacitación, e incorpora elementos que reforzarán el carácter civil que debe tener un cuerpo de seguridad, entre ellos mecanismos de participación ciudadana, construcción de indicadores, mayor transparencia, rendición de cuentas, dignificación y profesionalización de la función policial", dijo Bachelet.


La Comisionada celebró el acuerdo político que logró la aprobación de la Guardia Nacional en el Congreso y destacó la urgencia de atender la crisis humanitaria que se vive en México, la cual incluye 40.000 desaparecidos, 9 feminicidios al día y un repunte sin precedente en el número de asesinatos que se registran en el país.

"La experiencia nos demuestra que no se puede lograr la seguridad sin un pleno respeto a los derechos humanos y que no se pueden disfrutar los derechos humanos sin condiciones de seguridad. Cuando no se respetan los derechos humanos en la lucha contra la delincuencia lo que se genera es un ciclo creciente de la violencia", agregó Bachelet.

Por su parte, el presidente mexicano celebró un acuerdo "histórico" para "consolidar la estrategia" de creación de la nueva Guardia Nacional.

"Este es un acto muy importante, podría decir histórico", dijo López Obrador, "para el acompañamiento de una nueva etapa en el propósito de garantizar la paz y tranquilidad de nuestro país".

El mandatario hizo un recuento del proceso que llevó al Ejército a las calles para realizar tareas de seguridad pública desde 2006, ante la debilidad de las policías para atender la crisis de violencia derivada de la llamada "guerra contra el narcotráfico".

En el recuento, López Obrador lamentó que la Policía Federal no pudiera consolidarse. "Como no tenía el Gobierno la posibilidad de enfrentar el problema de la seguridad y la violencia, se utilizaba al Ejército y la Marina de manera extralegal para llevar a cabo operativos orientados al combate al narcotráfico. A final de cuentas la población no tenía protección, porque no se contaba con elementos para garantizar la seguridad pública", dijo el presidente.

Explicó que el Gobierno mexicano contrataba a 50.000 efectivos privados y corporaciones policiacas, para cuidar las instalaciones de la Policía Federal mientras se contaba con apenas 10.000 elementos para proteger a una población de 120 millones de personas.

Por ello, apuntó, era necesario crear una reforma constitucional para que la nueva Guardia Nacional, que se conformará con policías y personal proveniente de las fuerzas armadas, con mando militarizado, lo cual permitirá contar con más elementos para la seguridad pública.

"Ahora se crea una institución que, entre otras cosas, va a demostrar que la eficacia para la seguridad implica el respeto a los derechos humanos, y la oficina ha aceptado participar en esta construcción", agregó el canciller de México, Marcelo Ebrard.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios