miércoles, 24 de abril de 2019

Pentágono amenaza a militares para que no revelen crímenes en Irak

Pentágono amenaza a militares para que no revelen crímenes en Irak
Soldados estadounidenses en una zona en Bagdad, capital de Irak.

Un grupo de militares de la Marina de EE.UU. fueron sometidos a amenazas y presiones para que no revelen los crímenes de guerra cometidos por su comandante.

Miembros de un pelotón de la unidad especial SEAL de la Marina de EE.UU. estuvieron reportando por un tiempo actos chocantes de su jefe, el general Edward Gallagher, en operaciones de la escuadra en Irak, ni ver ninguna señal de reacción oficial, publicó el martes The New York Times.

Citando un informe del Servicio de Investigación Criminal de la Marina (NCIS, por sus siglas en inglés), el diario menciona varios actos violentos de Gallagher en el país árabe, entre ellos “apuñalar hasta la muerte a un adolescente indefenso cautivo” y “apuntar a una niña en edad escolar y a un anciano desde un puesto de francotiradores”.

Siete miembros del pelotón mantuvieron una reunión privada con el comandante de la Unidad SEAL en marzo de 2018 en la Base Naval de Coronado, en California, y le pidieron una investigación formal sobre el caso.

No obstante, en lugar de iniciar una investigación ese día, el comandante y su principal ayudante advirtieron a los siete miembros del pelotón de que sus afirmaciones podrían causarles problemas a ellos, así como a otros compañeros suyos.

Según precisa el informe, en esa reunión participó el general Robert Breisch, quien alertó de que la Armada podría no mirar con amabilidad a los miembros del equipo que hagan declaraciones contra un jefe.

Por todo ello, los marineros se vieron obligados a expresar su inquietud a autoridades exteriores a la unidad SEAL.

Gallagher fue arrestado en septiembre de 2018 por más de una decena de cargos, incluidos asesinato premeditado e intento de asesinato, por los que deberá comparecer ante una corte marcial a partir del 28 de mayo.

En 2003, Washington invadió Irak con devastadoras consecuencias so pretexto de que en ese país había armas de destrucción masiva que debían ser destruidas.

Después de asolar gran parte del país y causar la muerte de un inmenso número de iraquíes, las autoridades estadounidenses reconocieron que tales armas no existían y que se trataba simplemente de un craso “error de los servicios de inteligencia”.

Incluso el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, ha tachado la invasión de Irak como la peor decisión de la historia del país norteamericano.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios