lunes, 8 de abril de 2019

Trasplantes fecales ayudan al tratamiento de personas con cáncer

Trasplantes fecales ayudan al tratamiento de personas con cáncer
Transferencia de materia fecal humana a una botella en un laboratorio de Massachusetts (EE.UU.), el 19 de junio de 2014. Steven Senne / AP

El procedimiento se realiza a través de una colonoscopia y la ingestión de píldoras con heces secas de los donantes.

Oncólogos israelíes y estadounidenses anunciaron los primeros casos exitosos de trasplantes fecales en el tratamiento de personas con cáncer. Los resultados se presentaron esta semana en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, que se desarrolló en Atlanta (EE.UU.), informó Science.

Tras el procedimiento, las investigaciones demostraron que los tumores de algunos pacientes, que inicialmente no se beneficiaron con los medicamentos de inmunoterapia, dejaban de crecer o incluso se reducían de tamaño. De ese modo, los especialistas están evaluando si los fármacos contra el cáncer funcionan mejor cuando los pacientes reciben un trasplante fecal.

El procedimiento se realiza a través de una colonoscopia y consiste en transferir heces de los pacientes en los que funcionaron los medicamentos hacia aquellos en los que no. Estos últimos también recibieron píldoras orales que contenían heces secas de los donantes.

Después del trasplante, los investigadores descubrieron que las entrañas de los enfermos tenían más células inmunitarias que activaron su sistema de defensa. "El enfoque es prometedor, pero necesitamos más datos clínicos y mecánicos antes de poder afirmar que está funcionando", sostuvo Diwakar Davar, uno de los oncólogos a cargo de los ensayos.

¿Para qué sirven los trasplantes fecales?


El objetivo es poblar el intestino de una persona enferma con los microbios intestinales de una persona sana, para que los nuevos microorganismos 'ataquen' los cuerpos invasores que han desarrollado resistencia a los medicamentos.

Esta técnica ya se ha utilizado para el tratamiento de otras dolencias, como las infecciones persistentes de colon producidas por la bacteria Clostridium difficile. Asimismo, los científicos han considerado este método en tratamientos para controlar la obesidad al cambiar la flora intestinal.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios