viernes, 17 de mayo de 2019

Amnistía pide castigar a firma israelí que hackeó a Whatsapp

Amnistía pide castigar a firma israelí que hackeó a Whatsapp
Aplicación de mensajería Whatsapp.

Amnistía Internacional (AI) subraya la necesidad de castigar a la firma israelí responsable del reciente hackeo que apuntó contra activistas que usan Whatsapp.

La organización no gubernamental (ONG) instó el jueves al régimen de Israel a revocar la licencia para la exportación de la notoria empresa de seguridad israelí NSO Group, acusada de haber creado el sofisticado software espía, Pegasus, que tenía como objetivo a activistas de derechos humanos en la aplicación de mensajería Whatsapp.

En su comunicado, la oenegé con sede en el Reino Unido lamentó que las medidas de la compañía “dieron lugar a abusos contra los derechos humanos”, según recoge la agencia británica Reuters.

El NSO Group “ha demostrado una y otra vez su intención de eludir la responsabilidad por la forma en que se utiliza su programa espía”, agregó AI, al momento que señaló que solo los altos funcionarios del régimen de Tel Aviv pueden intervenir y detener las acciones de la empresa.

Whatsapp, plataforma perteneciente a Facebook, reconoció el martes que un error en su sistema habría permitido a los piratas informáticos instalar un programa de vigilancia remota a través de su aplicación y así atacar a ciertos activistas de derechos humanos. La firma NSO Group, según dirigentes de Wahtsapp, ha sido responsable de este importante ciberataque.

El NSO Group es una empresa privada relacionada con los servicios de espionaje de Israel. En el pasado, el programa Pegasus desarrollado por esta firma se ha cobrado varias víctimas importantes.

Una de las víctimas más destacadas de aplicación espía fue el saudí Jamal Khashoggi, periodista y columnista de opinión de The Washington Post, y crítico de la monarquía que fue asesinado en octubre pasado en el consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul. Fue torturado y asesinado por degollamiento, y su cuerpo fue posteriormente descuartizado.

Conforme a una investigación de The New York Times, un elemento clave en su trágico final fue que su teléfono móvil había sido hackeado utilizando un programa de NSO Group.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios