sábado, 11 de mayo de 2019

Bolsonaro admite inconstitucionalidad de su decreto de portar armas

Bolsonaro admite inconstitucionalidad de su decreto de portar armas
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habla durante una ceremonia en Foz de Iguacu, en Brasil, 10 de mayo de 2019. (Foto: AFP)

El presidente brasileño admite que su reciente decreto para flexibilizar la tenencia de armas podría ser “inconstitucional” y en ese caso no debe existir.

“Si es inconstitucional, tiene que dejar de existir”, declaró ayer viernes el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, respecto al decreto que flexibiliza el uso de armas de fuego en Brasil. Añadió que todo lo que hace es “dentro del límite de la ley”. “No estamos haciendo nada más de lo que el pueblo quiso en el 2005”, con lo que parecía responder a las pesquisas solicitadas por el Tribunal Supremo de Brasil.

Bolsonaro el pasado martes firmó un decreto que ampliaba el uso de armas a 20 categorías profesionales como, por ejemplo: agentes de tránsito, residentes en áreas rurales, agentes de la administración penitencia o profesionales del sistema socioeducativo.

En respuesta a la demanda del partido Red de Sostenibilidad para la anulación de dicho decreto, pues insisten en que la disposición es inconstitucional, Rosa Weber, jueza del Tribunal Supremo de Brasil, dio el viernes un plazo de cinco días para que tanto Bolsonaro como el ministro de Justicia, Sérgio Moro, proporcionaran explicaciones acerca del decreto firmado.

Si es inconstitucional, tiene que dejar de existir”, declaró el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, respecto al decreto que flexibiliza el uso de armas de fuego en Brasil.

La ley firmada por Bolsonaro también permite la importación de armas y aumenta el número de cartuchos que se pueden adquirir: de 50 a 1000 en armas de uso restringido, y a 5 000 para las de uso permitido. También los menores de edad podrán participar en clases de tiro con el consentimiento de sus responsables legales y siempre que el curso sea en un local autorizado por el Ejército. Anteriormente, era necesaria una autorización judicial.

La decisión del presidente ultraderechista de Brasil se ha enfrentado a muchas críticas. De hecho, el líder de la izquierda en Brasil, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que cumple una pena de ocho años y 10 meses de cárcel por presuntos delitos de corrupción, calificó a Bolsonaro de “enfermo” e indicó que tales acciones aumentarán la violencia en el país.

“Bolsonaro es un enfermo que cree que el problema de Brasil se resuelve con armas. El problema de Brasil se resuelve con libros y con escuelas”, dijo Lula en una entrevista con la cadena inglesa BBC emitida el viernes.

Bolsonaro está siendo profundamente cuestionado por su vinculación con el escándalo de corrupción recientemente destapado en el seno del oficialista Partido Social Liberal (PSL), por su discurso misógino y racista, su defensa del derecho a portar armas y el hecho de que airee a bombo y platillo su admiración por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios