lunes, 13 de mayo de 2019

Científicos difieren en por qué "se suicidan" los cuvivíes

Científicos difieren en por qué ‘se suicidan’ los cuvivíes
Un correlimos batitú, también conocido como cuviví y como ‘Bartramia longicauda’, batiendo las alas. (Foto: Picture Alliance/All Canada Photos)

Cientos de correlimos batitú aparecen muertos cada septiembre en las lagunas ecuatorianas de Ozogoche, sin que los científicos se pongan de acuerdo en por qué.

Las lagunas del Parque Nacional Sangay, a más de 3500 metros de altura, en el sur andino de Ecuador, se han convertido en un laboratorio para ornitólogos que defienden distintas teorías sobre el fenómeno que la población de la zona conoce como “el suicidio de los cuvivíes”, por el nombre en quechua de esta pequeña ave migratoria grisácea, Bartramia longicauda en terminología científica.

Algunos científicos piensan que el fenómeno se debe al cansancio extremo que supone para los cuvivíes con menos reservas de grasa la migración que hacen entre julio y agosto hacia el sur de América para huir del invierno, porque tras atravesar Panamá se dividen y algunos eligen un trayecto duro, a través de los altos Andes de Colombia y Ecuador.

Esta explicación, de ser cierta, significaría que en realidad las aves no se “suicidan”, pero hay biólogos como Tatiana Santander, de la Fundación Aves y Conservación, que la rechazan tras haber observado in situ lo que sucede y hallar correlimos muertos que “no tenían físicamente ningún problema”.

Esta particularidad hace pensar a la investigadora que la mortalidad de los cuvivíes puede estar relacionada con cuestiones climáticas, sobre todo porque los pájaros aparecen más los días tormentosos. El mal tiempo los “desorienta y al caer al agua sufren un shock térmico” que “les ocasiona la muerte”, postula la bióloga.

Esta explicación puede entroncar por otra parte con creencias locales, en las que los cuvivíes se sacrifican por los pobladores. Esta ave es sagrada porque, además de servir como alimento, su aparición significa el comienzo de las lluvias. Por eso, cada año celebran un festival al pie de las lagunas.

De acuerdo con una de las creencias, las lagunas tienen algo que, visto desde las alturas, capta la atención del correlimos, que se precipita por ello volando en picado y se estrella contra las heladas aguas.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios