jueves, 2 de mayo de 2019

La Marina de EE.UU. elabora nuevas directrices para reportar ovnis pero no las hará públicas

La Marina de EE.UU. elabora nuevas directrices para reportar ovnis pero no las hará públicas
Imagen ilustrativa www.publicdomainpictures.net

No se espera la divulgación de los reportes sobre objetos voladores no identificados porque estos incluirán, por necesidad, información clasificada sobre operaciones militares, afirmaron.

La semana pasada, la Marina de EE.UU. anunció que estaba "elaborando nuevas directrices" sobre cómo su personal debería reportar y catalogar los avistamientos de fenómenos aéreos no identificados, es decir, los ovnis. La medida fue tomada en respuesta a incidentes en los que miembros del servicio informaron sobre aeronaves desconocidas en las inmediaciones del espacio aéreo protegido.

Sin embargo, Joe Gradisher, un portavoz de la oficina del jefe adjunto de Operaciones Navales para la Guerra de la Información, afirmó a The Washington Post que no se harán públicas.

De acuerdo con el vocero, la Marina espera mantener la información que reúne en privado por varias razones. Los reportes sobre los ovnis caerían en la categoría de "información privilegiada y clasificada", de modo que las organizaciones de seguridad de la aviación militar puedan "preservar la priorización y el debate libre y honesto sobre la seguridad entre la tripulación aérea", explicó Gradisher.

"Además, cualquier reporte generado como resultado de estas investigaciones incluirá, por necesidad, información clasificada sobre operaciones militares. Por lo tanto, no se espera la divulgación de información al público general", señaló el portavoz.

La reciente decisión de la Marina de redactar pautas formales para que los pilotos reporten los encuentros con fenómenos aéreos inexplicables se produce después de que el Pentágono confirmara en 2017 de forma oficial la existencia del Programa de Identificación de Amenazas Avanzadas de Aviación (AATIP, por sus siglas en inglés). Durante cinco años dicha oficina gastó 22 millones de dólares para recopilar y analizar información sobre "amenazas aeroespaciales anómalas".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios