sábado, 25 de mayo de 2019

Los japoneses se manifiestan por la presencia de Trump en su país

Los japoneses se manifiestan por la presencia de Trump en su país

Los japoneses protestan ampliamente contra la visita del presidente de EE.UU. a su país y exigen la salida de las tropas estadounidenses de Japón.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha llegado este sábado a Tokio, capital nipona, para realizar una visita de cuatro días a Japón, donde abordará con las autoridades japonesas una amplia gama de temas, incluida la actual situación de China y Corea del Norte.

En reacción a este viaje, cientos de japoneses han salido hoy a las calles de la capital portando pancartas donde se leía: “No a Trump” y “Comerciante de la muerte” y coreando consignas contra el presidente norteamericano.

Los manifestantes, enarboladndo carteles donde se veía un portaviones de EE.UU. en la zona., han condenado también la militarización de la región del este de Asia por parte de EE.UU.

La presencia militar de Washington en Japón es otro tema crucial de la protesta de los nipones. Gritando “No a la base”, los participantes han exigido la salida de los soldados estadounidenses de su territorio.

Pese a las denuncias de los japoneses contra la militarización de su Estado, ese país, con 112 bases militares de EE.UU., alberga la mayor cantidad de soldados estadounidenses si lo comparamos con el resto de los países del mundo, según datos del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

La isla de Okinawa, ocupada por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y entregada a Japón en 1972, se considera la base militar más estratégica del país norteamericano en Asia, especialmente por su cercanía al mar del Sur de China.

La población de la isla ha organizado numerosas protestas en los últimos años contra la presencia de las bases estadounidenses. A pesar de representar solo el 0,6 % del territorio nacional japonés, Okinawa alberga a aproximadamente la mitad de los 50 000 militares estadounidenses desplegados en Japón.

Los soldados estadounidenses han estado involucrados en multitud de delitos en el país asiático: desde conducir ebrios, hasta cometer abusos sexuales y asesinatos. Las mismas bases militares han causado problemas a la isla como la contaminación medioambiental.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios