jueves, 27 de junio de 2019

Argentina y EE.UU. renuevan su acuerdo de transporte aéreo y se desatan las críticas

Argentina y EE.UU. renuevan su acuerdo de transporte aéreo y se desatan las críticas
Aviones en el aeropuerto nacional Jorge Newbery en Buenos Aires, Argentina, 25 de septiembre de 2018. Marcos Brindicci / Reuters

Desde el Gobierno de Mauricio Macri se anuncia que el convenio ampliará la conectividad, mientras que sus detractores sostienen que atenta contra el trabajo argentino. 

Argentina y EE.UU. firmaron un nuevo protocolo para el Acuerdo de Servicios de Transporte Aéreo, que no se renovaba desde 1985, el cual permitirá realizar vuelos sin escalas intermedias y ampliar las rutas y frecuencias "de forma ilimitada", según informó el ministro sudamericano de Transporte, Guillermo Dietrich. En el ámbito local, las modificaciones del sector fueron denominadas como la "Revolución de los Aviones" por ese funcionario.


El pacto, que entró en vigencia este miércoles, fortalece "los lazos comerciales y económicos" entre esas naciones, afirma el Departamento de Estado norteamericano. En esa línea, suma: "Es el resultado de un año de negociaciones, demuestra la relación estrecha y cooperativa". Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, también opinó sobre el arreglo: "¡Otra victoria para nuestra economía!", publicó en Twitter.

Rechazos


Mientras que desde ambos Gobiernos se celebra este pacto sellado a pocos meses de las elecciones presidenciales argentinas, son varias las voces que cuestionan las modificaciones alcanzadas. En efecto, la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF, por sus siglas en inglés), con sede en Londres, ya rechazó el acuerdo porque "no hay disposiciones laborales ni protecciones para los trabajadores en ninguno de los dos países", señala.

En sintonía, el secretario general de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) del país sudamericano, Edgardo Llano, sostuvo: "Nos oponemos a este acuerdo negociado en secreto durante un año sin ninguna consulta a los sindicatos en ninguno de los países. Esto muestra claramente que no hay intención de beneficiar a los trabajadores".

Así, desde el gremialismo se considera que el pacto le da grandes libertades a las corporaciones y restringe la capacidad de los Estados para proteger a los empleados. "Apoyaremos a nuestros sindicatos en EE.UU. y Argentina para luchar contra este injusto acuerdo. Hacemos un llamado a los parlamentarios en ambos países para oponerse y revertirlo", concluyó Stephen Cotton, secretario general de ITF.

La exsecretaria general del sindicato de Aeronavegantes, Alicia Castro, también repudió el nuevo protocolo en redes sociales.

"Significa eliminación de mano de obra" 


La coordinadora sindical de ITF en Latam, Dina Feller, resume los principales puntos del acuerdo que desataron la polémica: "Es un escenario nunca antes visto en Argentina. Se anuncia la liberación absoluta de rutas, matrículas y aeronaves", le dijo a este medio.
Por lo general, cuando el avión de una compañía arriba a un país, se produce un cambio de matricula y tripulación. Es decir, si parte de Washington a Buenos Aires, y luego vuelve, debería regresar a EE.UU. con un matriculado argentino y también con trabajadores del Cono Sur.

Con el reciente convenio, esto se termina. Ahora, los aviones podrán retornar con matriculado estadounidense disponiendo de sus propios tripulantes, y ya no será necesario que las aerolíneas recurran a los profesionales argentinos: "Eso significa eliminación de mano de obra", subraya.

Asimismo, pregunta: "Es un acuerdo aparentemente entre iguales, pero no se puede comparar la flota estadounidense con la argentina. ¿Cómo va a ser esa reciprocidad?".

Otro punto clave del pacto es el traslado de aeronaves, junto a los servicios de carga y descarga en las bodegas. Actualmente, esa actividad está cubierta por la firma estatal Intercargo, pero "ahora podrán entrar otros operadores en el servicio". Para cerrar, Feller plantea: "Considerando la seguridad, ¿quién los va a controlar?".

Resta por ver cómo se desarrolla el cumplimiento del protocolo en medio de un año electoral, y si ello afecta las fuentes de trabajo.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios