viernes, 28 de junio de 2019

Astrónomos descifran un enigmático pulso luminoso que proviene del interior de la Vía Láctea

Astrónomos descifran un enigmático pulso luminoso que proviene del interior de la Vía Láctea
Representación artística de un disco del polvo y del gas alrededor de una enana marrón. ALMA (ESO/ NAOJ /NRAO) / M. Kornmesser (ESO)

Los investigadores creen tener la respuesta de por qué el objeto NGTS-7 'parpadea' una o dos veces al día en nuestra galaxia.

Durante un largo tiempo, astrónomos han observado una objeto en la Vía Láctea que destella una o dos veces al día. Pero hasta el momento, todos los esfuerzos por descifrar el origen de esa luz no habían dado resultados. Ahora, un nuevo estudio ofrece una respuesta al enigma, informa el portal Live Science.

El objeto —que recibió el nombre de NGTS-7— tiene la apariencia de una estrella simple. O al menos es lo que sugerían las observaciones realizadas por la mayoría de los telescopios.

Sin embargo, el análisis de un equipo de investigadores de la Universidad de Warwick (Reino Unido), determinó que en realidad este 'pardeaba' volviéndose más débil por un breve instante con una frecuencia de 16,2 horas.

Dos en uno


Al amplificar la señal luminosa, los autores de la investigación notaron que no se trataba de uno, sino de dos cuerpos celestes diferentes. Y llegaron a la conclusión de que era una enana marrón girando alrededor de una segunda estrella de tamaño similar y eclipsando su luz a intervalos regulares cada vez que se interponía entre la estrella anfitriona y la Tierra.

Pero detectar a una enana marrón orbitando una estrella —un fenómeno sumamente raro del que se conocen menos de 20 casos— no fue una tarea nada fácil, ya que las enanas marrones suelen brillar con una tenue luz propia producto de su calor interno y el de otras estrellas cercanas.

Colapso inminente


Para ello, utilizaron una técnica similar a la empleada para descubrir exoplanetas, que consiste en medir la cantidad de luz que se pierde durante cada destello y en caso de que el mismo fuese ocasionado por otro cuerpo celeste, calcular su respectivo tamaño.

Los astrónomos observaron que ambos integrantes del NGTS-7 se han sincronizado en sus movimientos, de modo que siempre se encuentran enfrentadas las mismas partes de esos objetos. Y estiman que en el transcurso de un tiempo no muy extenso, en términos espaciales, la órbita de la enana marrón colapsará sobre la estrella anfitriona.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios