domingo, 2 de junio de 2019

China prueba nuevo misil balístico de tercera generación

China prueba nuevo misil balístico de tercera generación

El Ejército Popular de Liberación de China ha lanzado con éxito este domingo un misil balístico intercontinental de tercera generación de largo alcance.

El misil JL-3, ha sido lanzado en la bahía de Bohai, cerca de la península de Shandong, en la costa noroeste del país, según ha informado la revista digital estadounidense Defense Blog.

El JL-3 es un misil intercontinental de tercera generación con un alcance de entre 12 000 y 14 000 kilómetros y es capaz de portar hasta 10 ojivas independientes. Esta arma fue diseñada para ser instalada en los submarinos nucleares de la clase Type 096 que entrarán en servicio en la Armada china a finales de la siguiente década.

El proyectil JL o Julang –que se traduce del chino como 'gran ola'– forma parte de la estrategia del Ejército Popular de Liberación de China que está dirigida a extender sus capacidades de disuasión nuclear.

Previamente, la Administración de Seguridad Marítima de la provincia de Liaoning había publicado una advertencia de que la zona de la bahía de Bohai estaba cerrada para la navegación a causa de un entrenamiento militar en el mar de la China Meridional.

Según la entidad, los simulacros se realizarían durante todo el domingo y durante el mediodía del martes en un área cerca de las posesiones chinas en las islas Paracelso.

De otro lado, el ministro chino de Defensa, Wei Fenghe, ha criticado duramente las actividades de Estados Unidos en zonas que China considera están bajo su soberanía, en especial cerca de la autogobernada isla de Taiwán, cuya soberanía reclama Pekín, y denuncia que tales actuaciones fortalecen la agenda separatista de la isla.

Wei ha insistido en que el país asiático está dispuesto a “luchar hasta el final y a toda costa” para proteger sus intereses nacionales. Y ha advertido que no cederán “ni una pulgada” de su “tierra sagrada”, y que el Ejército Popular de Liberación chino (EPL) sirve “exclusivamente para fines de defensa propia”, por lo que solo atacará si es atacado.

El pasado mes de mayo, destructores estadounidenses navegaron dos veces por la zona en cuestión, algo que Pekín calificó de “actos provocativos”. China insiste en que los buques de guerra de otros países pidan permiso y notifiquen de antemano a sus autoridades el tránsito por sus aguas territoriales.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios