miércoles, 12 de junio de 2019

España acepta más tropas de EEUU sin aprobación del Parlamento

España acepta más tropas de EEUU sin aprobación del Parlamento
Las fuerzas estadounidenses participan en una marcha militar en Madrid, la capital de España.

El Gobierno español ha aceptado una petición de EE.UU. para reforzar su despliegue militar en la base de Rota (Cádiz), en medio de tensiones con Rusia y Siria.

Washington tiene previsto desplegar seis nuevos helicópteros navales en esta base militar, ubicada en el sur de la península ibérica, donde el país norteamericano tiene desplegado destructores lanzamisiles y miles de personal civil y militar en el marco de un convenio bilateral vigente desde 1988.

Conforme a la Constitución, el Ejecutivo español debería reformar el convenio y someterlo a un debate parlamentario antes de aceptar más tropas de EE.UU. en Rota.

Sin embargo, fuentes gubernamentales han admitido que la actual interinidad política y la complejidad que conlleva cualquier modificación del tratado que regula la presencia de tropas estadounidenses en España han aconsejado obviar este trámite y limitarse a una mera notificación, informó el martes el diario español El País.

El cuartel general de la Sexta Flota de EE.UU. —la Unidad Operacional de las Fuerzas Navales estadounidenses en Europa— anunció el 4 de junio que los cuatro destructores lanzamisiles con sistema de combate Aegis destacados en la base de Rota serán sustituidos con otros más modernos entre principios de 2020 y la primavera de 2022.

Fuentes militares sostienen que la misión principal de los nuevos buques que sustituirán a los ahora desplegados será la misma: “contribuir a la defensa contra misiles balísticos” como componente naval del escudo antimisiles de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En una clara contradicción con su misión principal, los destructores estadounidenses desplegadas en España se han dedicado como más frecuencia a otras actividades: navegar por el mar Negro como una señal de advertencia a Rusia; y atacar a las posiciones del Gobierno sirio que está involucrado en una prolongada guerra contra el terrorismo.

Rusia ha denunciado en un sinfín de ocasiones la militarización del mar Negro por la OTAN. Moscú opina que la expansión de EE.UU. y al Alianza Atlántica cerca de las fronteras rusas supone una amenaza directa a su seguridad nacional y, por tanto, responderá de manera contundente.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios