jueves, 27 de junio de 2019

Francia pide a EE.UU. no involucrar a la OTAN en posibles misiones militares en el golfo Pérsico

Francia pide a EE.UU. no involucrar a la OTAN en posibles misiones militares en el golfo Pérsico
Imagen ilustrativa Ints Kalnins / Reuters

La diplomacia gala defiende que EE.UU. e Irán tienen que rebajar la tensión en la región, según recoge Reuters.

Francia ha pedido a EE.UU. que no involucre a la OTAN en posibles misiones militares en el golfo Pérsico, según informa Reuters.

Según los diplomáticos, las autoridades francesas han hecho estos comentarios durante una reunión a puerta cerrada con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper. Junto con Alemania y otros aliados europeos, Francia otra vez hizo un llamamiento a mantener el acuerdo nuclear de Irán.

Por su parte, Esper ha destacado que EE.UU. no quiere empezar una guerra con Irán, si bien ha subrayado que Washington no puede tolerar más incidentes en la región.

Asimismo, ha comentado que EE.UU. está preparado para enviar sus buques al estrecho de Ormuz con el objetivo de proteger la seguridad de navegación. Esper ha subrayado que Washington también está dispuesto a monitorizar la situación del estrecho desde el aire.

El aumento de la tensión entre EE.UU. e Irán


Las tensiones entre ambos países se han intensificado en las últimas semanas después de que el pasado 19 de junio los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) derribaran un avión de vigilancia no tripulado de EE.UU., alegando que había invadido el espacio aéreo iraní en la provincia de Hormozgán, cerca del estrecho de Ormuz.

Por su parte, el Pentágono ha negado las acusaciones sobre la intrusión del aparato en territorio iraní, alegando que el dron operaba a gran altura sobre aguas internacionales, a unos 34 kilómetros del punto terrestre más cercano de Irán.

Washington y varios de sus aliados, entre ellos, Reino Unido y Arabia Saudita culpan a Teherán de los ataques contra dos petroleros ocurridos el 13 de junio en el golfo de Omán. Irán ha negado enérgicamente cualquier implicación en el supuesto ataque y ha calificado de "infundadas" las acusaciones de los aliados occidentales.

En medio de esta escalada de tensión, la Casa Blanca aprobó este lunes contundentes sanciones contra el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, así como contra ocho comandantes de alto rango de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI). El presidente iraní, Hasán Rohaní, calificó estas medidas de "indignantes e idiotas" y, un día después, Trump aseguró que su país respondería "con fuerza abrumadora" a cualquier ataque por parte de Teherán, advirtiendo que para "algunas áreas" su ofensiva supondría "la aniquilación".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios