jueves, 27 de junio de 2019

La NASA anuncia una misión para buscar rastros de vida en la luna más grande de Saturno

El planeta Saturno y sus cuatro lunas. NASA, ESA, Hubble Heritage Team (STScI/AURA) / Reuters

La exploración podría revolucionar lo que sabemos sobre la vida en el universo.

La NASA ha anunciado este jueves una misión para buscar evidencia química de vida pasada o existente en Titán, la luna más grande de Saturno. La exploración se llevará a cabo con el dron Dragonfly, que volará a múltiples ubicaciones de la superficie del satélite natural para caracterizar la habitabilidad de su entorno e investigar la progresión de la química prebiótica.

Dragonfly será lanzado en 2026 y llegará en 2034. Será la primera vez que la NASA volará este tipo de un vehículo de múltiples rotores en otro planeta. El destino se escogió tomando en cuenta la densa atmósfera y la baja gravedad del lugar, el único objeto, aparte de la Tierra, en el que se ha encontrado evidencia clara de cuerpos líquidos estables en la superficie.


Ilustración del dron Dragonfly, de la NASA, acercándose a una zona de Titán, una de las lunas de Saturno. / NASA/JHU-APL

Titán es un análogo a la Tierra primitiva y los especialistas creen que pueden proporcionar pistas sobre cómo surgió la vida en nuestro planeta.

La misión incluye la exploración de dunas orgánicas similares a las existentes en el sur de África. Además, llegará al suelo de un cráter de impacto en el que hay evidencia de agua líquida pasada, sustancias orgánicas, moléculas complejas que contienen carbono, combinadas con hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y energía, que juntas conforman la receta de la vida.

"Visitar este misterioso mundo oceánico podría revolucionar lo que sabemos sobre la vida en el universo. Esta misión de vanguardia hubiera sido impensable incluso hace unos años, pero ahora estamos listos para el increíble vuelo de Dragonfly", afirmó el administrador de la agencia, Jim Bridenstine.

Titán es más grande que el planeta Mercurio y es la segunda luna más grande de nuestro sistema solar. Debido a que está muy lejos del Sol, aproximadamente 10 veces más que la Tierra, su temperatura superficial bordea los -290 grados Fahrenheit (-179 grados Celsius). Su presión superficial también es 50 % más alta que la de nuestro planeta, pero tiene una atmósfera basada en nitrógeno, al igual que la Tierra.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios