viernes, 7 de junio de 2019

Medicaid gasta decenas de miles de dólares en fármacos contra la disfunción eréctil para delincuentes sexuales

Medicaid gasta decenas de miles de dólares en fármacos contra la disfunción eréctil para delincuentes sexuales
Imagen ilustrativa Nick Ut / AP

Una reciente auditoría arroja denuncias en torno al programa sanitario estadounidense en el estado de Nueva York.

Una auditoría del programa Medicaid en el estado de Nueva York reveló esta semana que sus operadores gastaron más de 63.000 dólares, durante los últimos seis años, en la compra de medicamentos contra la disfunción eréctil para delincuentes sexuales.

Más aún, Medicaid abonó la compra de "medicamentos, procedimientos y administración" para tratar la disfunción eréctil por valor de 933.594 dólares entre los años 2012 y 2018, estableció el contralor del estado, Thomas DiNapoli. Según su estimación, que recogió AP, la distribución de esta suma fue ilegal, puesto que entre los beneficiados hubo 47 violadores y abusadores convictos.

"Hay normas claras sobre la cobertura de Medicaid cuando se trata de fármacos contra la disfunción eréctil", dijo. "El pago a delincuentes sexuales que han cometido horribles crímenes, para que obtengan esas drogas, nunca debería escapársele a la administración burocrática de este programa", opinó DiNapoli.

Del total de 47 convictos por crímenes sexuales que recibieron esos tratamientos, 30 habían sido clasificados como delincuentes de grado 2 o grado 3, algo que equivale a un riesgo de reincidencia entre moderado y alto, respectivamente.

El problema del pago y suministro de Viagra y otras pastillas semejantes para personas declaradas culpables de delitos sexuales fue advertido por vez primera en una auditoría de 2005. Las revelaciones de la Contraloría propicaron en aquel entonces una revisión de las normas de Medicaid, pero este nuevo dato demuestra que el problema persiste.

El Departamento de Salud neoyorquino desestimó el hallazgo e indicó, en respuesta, que los medicamentos en cuestión "pueden también usarse para tratar otras indicaciones", como la hipertensión y la hiperplasia prostática. El departamento afirma que serían menos de 8.000 dólares los que podrían corresponder a un gasto cuestionable, dentro de un programa estatal de 60.000 millones.

La respuesta no convenció a DiNapoli, quien dice ahora que los pacientes, en muchos casos, no tenían un diagnóstico relevante.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios