domingo, 9 de junio de 2019

"Para mí realmente ya no importa": un triple homicida se niega a disculparse antes de su ejecución

"Para mí realmente ya no importa": un triple homicida se niega a disculparse antes de su ejecución
Imagen ilustrativa Stephen Lam / Reuters

Billie Wayne Coble obtuvo la pena capital el pasado 28 de febrero en la penitenciaría estatal de Huntsville (Texas) por el asesinato de los padres y del hermano de su exmujer.

Billie Wayne Coble, el estadounidense de 70 años que el pasado 28 de febrero fue condenado a la pena capital en la penitenciaría estatal de Huntsville (Texas), se negó a disculparse por sus crímenes días antes de ser ejecutado, después de haber pasado 30 años entre rejas por el asesinato de los padres y del hermano de su exmujer.

Una semana antes de recibir la inyección letal, Cole concedió una entrevista a la periodista británica Suzanne Reid. Cuando esta le preguntó sobre los crímenes que había cometido, el condenado sonrió y respondió: "A algunas personas les importa. Para mí realmente ya no importa".

La entrevistadora quiso saber si el convicto pediría disculpas a la familia de las víctimas, a lo que este dijo: "Está bien, si quieres que te dé una especie de disculpa ensayada o algo así, quiero decir, ya dije que lamento lo que sucedió". "Ahora me arrepiento completamente de lo que pasó. Pero también lamento mucho muchas cosas en la vida", añadió.

También le preguntó si le daba miedo la ejecución: "La muerte es la muerte", contestó. "Una vez alguien dijo: 'Es una forma horrible de morir'. Yo le dije: '¿Y qué forma es buena?'. ¿Podrías decirme qué es una buena manera de morir?".

Los crímenes de Cole tuvieron lugar en 1989 en las afueras de la localidad de Waco, cuando se encontraba en proceso de divorcio de su entonces esposa, Karen Vicha. El hombre mató a tiros a sus suegros, Robert y Zelda Vicha —de 64 y 60 años respectivamente— y a su hijo y hermano de su esposa, Bobby Vicha, de 39.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios