viernes, 28 de junio de 2019

UE activa Instex para apoyar a Irán a eludir sanciones de EEUU

UE activa Instex para apoyar a Irán a eludir sanciones de EEUU
Una reunión de la Comisión Conjunta del Plan Integral de Acción Conjunta, en Viena, 6 de marzo de 2019. (Foto: AFP)

El mecanismo financiero para apoyar a Irán a eludir las sanciones de EE.UU. ha entrado en funcionamiento, según la Comisión Conjunta Irán-entonces G5+1.

La Comisión Conjunta del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) —nombre oficial del acuerdo nuclear iraní de 2015— se ha reunido hoy viernes en Viena (capital austriaca) y luego de tres horas ha emitido una declaración con 9 artículos, a través de la cual anuncia que los firmantes del pacto han trabajado intensamente para abrir el mecanismo de pagos Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales) a terceros países.

“Francia, Alemania y el Reino Unido han informado a los participantes que el Instex está operativo y disponible para todos los países miembros de la Unión Europea (UE), y que las primeras transacciones a través de este mecanismo ya están siendo procesadas”, señala el texto.

El Instex fue creado el 31 de enero por los signatarios europeos del acuerdo suscrito entre Teherán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), a fin de mantener su comercio no monetario con Irán y sortear las sanciones estadounidenses, impuestas después de que Washigton abandonó el pacto.

En el evento se ha recalcado que el PIAC, aprobado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) mediante la resolución 2231, “es un elemento clave en la no proliferación nuclear a escala mundial”.

Además, se ha puesto de relieve que teniendo en cuenta las circunstancias actuales, la preservación del acuerdo multinacional es cardinal para la seguridad y la estabilidad de la región.

La Comisión ha insistido en la necesidad de que las partes involucradas en el pacto deben aplicarlo total y eficazmente y, tras indicar que el levantamiento de las sanciones a Irán es una parte clave del acuerdo, ha repasado los compromisos de los firmantes a este respecto.

Igualmente, ha abordado las medidas para reducir los impactos de la salida unilateral de EE.UU. y la reimposición de los embargos estadounidenses en contra del país persa.

Francia, Alemania y el Reino Unido han informado a los participantes que el Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales) está operativo y está disponible para todos los países miembros de la Unión Europea (UE), y que las primeras transacciones a través de este mecanismo ya están siendo procesadas”, señala la declaración final de la Comisión Conjunta Irán-G 5+1 en Viena.

La Comisión también ha destacado el avance del proyecto dirigido a la modernización del reactor de investigación de Arak (centro de Irán) y el proyecto para producir los isótopos estables en la planta nuclear de Fordo (centro), tal y como fue establecido en el pacto.

De igual forma ha apoyado los mencionados proyectos y los ha considerado fundamentales desde el punto de vista de la no proliferación nuclear.

Otro artículo de la declaración de hoy precisa que los participantes han consensuado que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) desempeña un papel clave, como una parte imparcial, en inspeccionar la aplicación de los compromisos estipulados en el convenio.

A continuación ha encargado a los expertos pertinentes hallar vías para la exportación del uranio poco enriquecido y el agua pesada producidos por Irán.

La cita ha congregado a los representantes de Irán, China, Alemania, el Reino Unido, Francia y Rusia, bajo la presidencia del viceministro iraní de Asuntos Exteriores Seyed Abás Araqchi y la subjefa de la Política Exterior de la UE, Helga Schmid.

Por su parte, Araqchi ha dicho que la reunión ha servido para lograr “progresos” con los cuales se pueden salvar el pacto, pero las conclusiones “no son suficientes”, ha añadido.

Luego de la salida ilegal de EE.UU. del pacto nuclear, Irán esperó un año, dando una oportunidad al resto de los firmantes del JCPOA para salvarlo. Ante la inacción de Europa en adoptar medidas prácticas, el país persa decidió en mayo actuar de manera recíproca y suspender algunos de sus compromisos conforme a los artículos 26 y 36 del mismo, y estableció un plazo de 60 días para que sus socios europeos asumieran sus compromisos con Teherán.

La República Islámica, además, ha anunciado que en el caso de que los europeos no cumplan sus compromisos en el plazo establecido, que expira el 7 de julio, volverá a enriquecer uranio por encima del nivel pactado —3,67 %— y comenzará a reconstruir el reactor de agua pesada de Arak.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios