domingo, 7 de julio de 2019

Barco alemán con 65 migrantes pide ayuda ante negativa de Malta

Barco alemán con 65 migrantes pide ayuda ante negativa de Malta
La embarcación se encuentra en los límites de las aguas de Malta, que rechazó la entrada del barco. | Foto: EFE

La embarcación "Alan Kurdi" se encuentra en los límites de las aguas territoriales de Malta, que no ha dado permiso para que atraque, al igual que le ocurrió ante la isla de Lampedusa.

La organización humanitaria alemana Sea Eye, con 65 migrantes a bordo, rescatados el viernes en el Mediterráneo central, pidió hoy urgentemente un puerto en el que desembarcar a esas personas ante los riesgos para su salud, luego que Malta rechazó su entrada.

La embarcación "Alan Kurdi" se encuentra en los límites de las aguas territoriales de Malta, que no ha dado permiso para que atraque, al igual que le ocurrió ante la isla italiana de Lampedusa.

"No podemos esperar a encontrarnos en estado de emergencia. Ahora debemos ver si los gobiernos europeos apoyan la posición de Italia. Con las vidas humanas no se negocia", comentó por su parte Sea-Eye en un tuit.


En otro mensaje en la red social, la organización reportó que mientras la embarcación permanece fuera de aguas territoriales de Malta, tres migrantes está bajo atención médicas, tras haber sufrido un golpe de calor.

"Necesitamos urgentemente asistencia médica y un puerto seguro para todos los rescatados a bordo y así prevenir que la situación empeore", puntualiza en el texto.

Un portavoz de las fuerzas armadas de Malta notificó este domingo la prohibición de las autoridades maltesas contra el barco de Sea-Eye.

El barco humanitario, "Alan Kurdi", bautizado con el nombre del niño sirio hallado muerto en 2015 en las costas turcas y cuya foto dio la vuelta al mundo, no pudo atracar en la isla de Lampedusa, ya que el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, prohibió su desembarco.

Otro buque humanitario que transportaba 41 migrantes, "Alex", fletado por el colectivo italiano Mediterranea, atracó por la fuerza en el puerto de Lampedusa el sábado.

Este domingo las autoridades italianas han anunciado la incautación del barco y una multa de 16.600 euros para el capitán –Tommaso Stella– y el armador tal como prevé el decreto de seguridad del Gobierno italiano que impuso la política de “puertos cerrados”.

La semana pasada, las autoridades italianas confiscaron en Lampedusa un barco de una organización alemana, el "Sea-Watch 3", y arrestaron a su capitana, Carola Rackete, quien despues fue puesta en libertad.

telesurtv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios